Astronomía

Hipotéticamente, si nuestro sol fuera amarillo, ¿seguiríamos viendo colores "blancos"?

Hipotéticamente, si nuestro sol fuera amarillo, ¿seguiríamos viendo colores


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Hipotéticamente, si nuestro sol fuera amarillo, ¿aún podríamos ver el color blanco en objetos como la nieve, el algodón, etc.? ¿Tendríamos el fenómeno del arco iris?


Vemos los objetos blancos como blancos en una amplia gama de condiciones de iluminación. Los recursos fotográficos serán de gran ayuda. Mire un papel blanco al amanecer, al mediodía y bajo una variedad de fuentes de luz artificial. El espectro de la luz que llega a su ojo variará mucho pero, excepto en casos extremos, seguirá luciendo blanco. La respuesta no está en la astronomía, sino en el procesamiento visual de nuestro cerebro.

Algún material extra.

Como acabo de mencionar en un comentario, las cámaras digitales hacen algo similar y lo llaman balance de blancos automático. Busque eso y tendrá muchas discusiones en sitios web de fotografía.

Falla en algunos casos extremos. P.ej. farolas de sodio que son casi monocromáticas y una combinación de lámparas UV y sustancias fluorescentes.


Toda estrella "normal", produce un espectro más o menos de "cuerpo negro", a cierta temperatura (más o menos porque hay líneas más brillantes y más oscuras causadas por elementos específicos en las capas superiores de la estrella), por lo que habrá Siempre habrá una gama de colores de luz (o radiación electromagnética al menos) en su luz, que puede extenderse para dar un arco iris.

Un objeto blanco (como cristales de hielo o algodón blanqueado) refleja todos los colores de la luz de manera más o menos equitativa (en algún rango de longitudes de onda de interés, de todos modos).

Entonces, si el Sol se enfriara repentinamente, de modo que estuviera emitiendo un espectro de cuerpo negro de 5000K en lugar de su actual 6000K, con más luz roja y menos luz azul, ese cambio se reflejaría en la luz reflejada por un objeto blanco, que se vería más amarillo o naranja a nuestros ojos.

Sin embargo, hay un par de advertencias:

  1. Como señaló @badjohn en una respuesta simultánea, nuestro cerebro procesa la información visual de formas extrañas. Si cambia el color de la luz del sol, el cerebro podría intentar compensar el cambio general y es posible que vea todo más como lo espera y menos como es ahora.
  2. Evolucionamos para percibir la luz del sol como blanca. Si hubiéramos evolucionado alrededor de una estrella más fría, probablemente percibiríamos un color diferente como el blanco.

Ha confundido la salida espectral solar con nuestro procesamiento neurológico de fotones recolectados. Si bien es cierto que una combinación cuidadosa de fotones rojos, azules y verdes puede percibirse como "blanco" o "blanquecino", la blancura en general ocurre cuando (1) los conos, que discriminan en función de la longitud de onda, saturan y todas las señales de "salida" son máximas, o (2) los niveles de luz son tan bajos que sólo responden las varillas, que no discriminan por longitud de onda pero tienen una mayor sensibilidad que los conos. Por ejemplo, en un lugar de noche oscura, todo es negro, gris o blanco.

Se pone peor, ya que nuestro cerebro reprocesa las señales entrantes para hacer que los colores que vemos "se ajusten a las expectativas". Es por eso que tendemos a observar que todo en nuestro jardín trasero tiene la misma coloración todo el día, pero si tomamos una foto al atardecer, la imagen mostrará un sesgo hacia el rojo (debido a la pérdida extrema de azul, verde a través de la atmósfera). .


¿Qué simboliza cada flor? ¿Qué flores representan amor, esperanza, curación, pérdida y buena suerte? Vea la lista completa del Almanaque de Significado de las flores. Ya sea que esté eligiendo un ramo de flores para el Día de la Madre o una boda o plantando un jardín, ¡descubra el lenguaje secreto de las flores!

La historia de los significados de las flores

El lenguaje simbólico de las flores ha sido reconocido durante siglos en muchos países de Europa y Asia. Incluso juegan un papel importante en las obras de William Shakespeare. Las mitologías, el folclore, los sonetos y las obras de teatro de los antiguos griegos, romanos, egipcios y chinos están salpicados de simbolismo de flores y plantas, y por una buena razón. Casi todos los sentimientos imaginables se pueden expresar con flores. La flor de naranja, por ejemplo, significa castidad, pureza y hermosura, mientras que el crisantemo rojo significa "te amo".

Lenguaje florido de la época victoriana

Aprender el simbolismo especial de las flores se convirtió en un pasatiempo popular durante el siglo XIX. Casi todos los hogares victorianos tenían, junto con la Biblia, guías para descifrar el "idioma", aunque las definiciones cambiaban según la fuente.

En la era victoriana, las flores se usaban principalmente para transmitir mensajes que no se podían pronunciar en voz alta. En una especie de diálogo silencioso, las flores podrían usarse para responder preguntas de "sí" o "no". Una respuesta de "sí" vino en forma de flores entregadas con la mano derecha si se usó la mano izquierda, la respuesta fue "no".

Las plantas también pueden expresar sentimientos aversivos, como la "presunción" de la granada o la "amargura" del aloe. De manera similar, si se le da una rosa que declare "devoción" o una flor de manzano que muestre "preferencia", se podría devolver al pretendiente un clavel amarillo para expresar "desdén".

Cómo se presentaban las flores y en qué condiciones eran importantes. Si las flores se daban al revés, entonces la idea que se transmitía era lo opuesto a lo que se quería decir tradicionalmente. La forma en que se ataba la cinta también decía algo: atadas a la izquierda, el simbolismo de las flores aplicado al donante, mientras que atadas a la derecha, el sentimiento era en referencia al destinatario. Y, por supuesto, ¡un ramo marchito entregó un mensaje obvio!

Más ejemplos de plantas y sus cualidades humanas asociadas durante la era victoriana incluyen campanillas y bondad, peonías y timidez, romero y recuerdo, tulipanes y pasión. Los significados y tradiciones asociados con las flores ciertamente han cambiado con el tiempo, y diferentes culturas asignan diferentes ideas a la misma especie, pero la fascinación por las “palabras perfumadas” persiste de todos modos.

¿Qué simboliza cada flor?

Consulte nuestra lista a continuación para conocer los significados simbólicos de hierbas, flores y otras plantas. (Tenga en cuenta: hay muchos significados para las flores a lo largo de los siglos, nuestra tabla a continuación refleja principalmente el simbolismo victoriano).

Haga clic en los nombres de las plantas vinculadas para ver una foto y una guía de cultivo.

Significados simbólicos de hierbas, flores y otras plantas
Abatina Inconstancia
Acanto Las bellas artes, el artificio
Áloe Afecto, también dolor
Amarilis Orgullo
Anémona Abandonado
Angélica Inspiración
Flor de manzana Preferencia
Árbol de la vida Amistad inmutable
Aster Símbolo de amor, delicadeza
Botón de licenciatura Bendición única
Albahaca Buenos deseos
Laurel Gloria
Begonia Tener cuidado
Belledonna Silencio
Agridulce Verdad
Susan de ojos negros Justicia
Campanilla Humildad
Borraja Franqueza, Franqueza
Hierba de mariposa Déjame ir
Camelia, rosa Yo te anhelo
Camelia, roja Eres una llama en mi corazón
Camelia, blanca Eres adorable
Candytuft Indiferencia
Clavel Fascinación, las mujeres aman
- Clavel rojo Ay de mi pobre corazón, me duele el corazón
- Clavel blanco Inocencia, amor puro, regalo de buena suerte para mujeres.
- Clavel rosa Nunca te olvidaré
- Rayado Rechazo
- Clavel amarillo Desdén, decepción, rechazo
Manzanilla Paciencia en la adversidad
Cebollín Utilidad
Crisantemo, rojo Te quiero
Crisantemo, amarillo Amor despreciado
Crisantemo, blanco Verdad
Clemátide Belleza mental
Clematis, de hoja perenne Pobreza
Trébol, blanco Piensa en mi
Aguileña Locura, locura
Columbine, morado Resolución
Columbine, rojo Ansioso, tembloroso
Coreopsis Siempre alegre
Cilantro Valor / mérito oculto
Flor de cangrejo Naturaleza enferma
Azafrán, primavera Alegría, alegría juvenil
Ciclamen Resignación, desconfianza, adiós
Narciso Mirada, amor inigualable
Dahlia, soltera El buen gusto
Margarita Inocencia, amor leal, nunca lo diré
eneldo Poderoso contra el mal
Edelweiss Coraje, devoción
Hinojo Adulación
Helecho Magia, Fascinación, Lazos secretos de amor.
No me olvides Verdaderos recuerdos de amor, no me olvides
Gardenia Eres adorable, amor secreto
Geranio Locura, estupidez
Gladiolo Flor de los Gladiadores, Integridad, Fuerza, Victoria
Vara de oro Estímulo, buena fortuna
Heliotropo Amor eterno, devoción
Hibisco Belleza delicada
Acebo Defensa, felicidad doméstica
Malva loca Ambición
Madreselva Lazos de amor
Jacinto Deporte, juego, juego
- Jacinto azul Constancia
- Jacinto morado Tristeza
- Jacinto amarillo Celos
- Jacinto blanco Hermosura, oraciones por alguien
Hortensia Gratitud por ser entendido Frigidez y crueldad
Hisopo Sacrificio, limpieza
Iris Fe, confianza, sabiduría, esperanza, valor
Hiedra Afecto, Amistad, Fidelidad
Jazmín, blanco Dulce amor, amabilidad
Jazmín, amarillo Gracia elegancia
Zapatilla de dama Belleza caprichosa
Espuela de caballero Corazón abierto, ligereza, ligereza, inconstancia (variedades rosadas o simples).
Lavanda Desconfianza
Bálsamo de limón Simpatía
Lila Alegría de la juventud
Lirio blanco) Virgen, Pureza, Celestial
Lirio (amarillo) Feliz, gay, caminando en el aire
Lily (naranja) Odio
Lily, calla Belleza
Lirio, día Emblema chino para madre
Lirio, tigre Riqueza, Orgullo
Lirio de los valles Dulzura, Lágrimas de la Virgen María, Humildad
Flor de loto Pureza, iluminación, autorregeneración y renacimiento
Magnolia Nobleza, amor a la naturaleza
Maravilla Dolor, celos
Mejorana Alegría y felicidad
menta Virtud
Gloria de la mañana Afecto
Mirto Buena suerte amor en un matrimonio
Capuchina Patriotismo, conquista, victoria en la batalla
roble Fuerza
Orégano Sustancia
Pensamiento Pensamientos
Perejil Festividad
Peonía Tímido, feliz vida o vergüenza
Pino Humildad, Piedad
Amapola Consuelo
Rododendro Peligro, cuidado
Rosa roja Amor, te amo
Rosa, carmesí oscuro Luto
Rosa Rosa Felicidad
Rosa blanca Inocencia, celestial, soy digno de ti
Rosa, amarillo Celos, Disminución del amor, Infidelidad
Romero Remembranza
Ruda Gracia, visión clara
sabio Sabiduría, inmortalidad
Salvia, azul Pienso en ti
Salvia, roja Mio para siempre
Sabroso Especia, interés
Boca de dragón Engaño, gracia
Alazán Afecto
Ajenjo Constancia, broma
Menta verde Calidez de sentimiento
Verónica Fidelidad femenina
Girasol, enano Adoración
Girasol, alto Altivez
Guisante dulce Placeres felices, adiós, gracias por un tiempo encantador
Dulce William Galantería
Aspa dulce Humildad
Tansy Pensamientos hostiles, declarando la guerra
Estragón Interés duradero
Tomillo Coraje, fuerza
Tulipán rojo Pasión, declaración de amor
Tulipán amarillo Sol en tu sonrisa
Valeriana Preparación
Violeta Vigilancia, modestia, fidelidad
Sauce Tristeza
Milenrama Amor eterno
Zinnia Pensamientos de amigos ausentes, afecto duradero

Significado de las flores por color

Flowers proporcionó una forma de comunicación increíblemente matizada. Algunas plantas, incluidas las rosas, las amapolas y los lirios, pueden expresar una amplia gama de emociones basándose únicamente en su color.

Tomemos, por ejemplo, todos los diferentes significados atribuidos a los claveles de varios colores: el rosa significaba "nunca te olvidaré", el rojo decía "me duele el corazón por ti", el púrpura transmitía el capricho, el blanco era para "lo dulce y encantador" y el amarillo. expresó su rechazo romántico.

Del mismo modo, una violeta blanca significaba "inocencia", mientras que una violeta violeta decía que los "pensamientos del dador del ramo estaban ocupados con amor". Una rosa roja se usaba para expresar abiertamente sentimientos de amor, mientras que un tulipán rojo era una confesión de amor. Se interpretó que el lirio de cala significaba "belleza magnífica" y un trébol decía "piensa en mí".

Como era de esperar, el color de la rosa juega un papel muy importante. Las rosas rojas simbolizan el amor y el deseo, pero las rosas vienen en una variedad de colores y cada una tiene su propio significado.

  • Rosa blanca: pureza, inocencia, reverencia, un nuevo comienzo, un nuevo comienzo.
  • Rosa roja: amor, te amo
  • Rosa carmesí oscura y profunda: luto
  • Rosa rosada: gracia, felicidad, dulzura
  • Rosa amarilla: celos, infidelidad
  • Rosa naranja: deseo y entusiasmo
  • Rosa lavanda: amor a primera vista
  • Rosa coral: amistad, modestia, simpatía

Qué significan las flores de boda

Una tradición es seleccionar las flores de un ramo de boda basándose en el simbolismo de las plantas. Como ejemplo, observe el ramo de flores real en la boda del príncipe William, duque de Cambridge, con Kate Middleton (ahora Catherine, duquesa de Cambridge). Su ramo completamente blanco tenía lirio de los valles (que representa confiabilidad, pureza), dulce William (galantería), jacinto (hermosura), mirto (amor en el matrimonio) y hiedra (continuidad). En conjunto, el significado de estas flores revela la esperanza de un matrimonio amoroso y eterno.

El novio también lleva una flor que aparece en el ramo de novia en su ojal. Esto se deriva de la tradición medieval de usar los colores de su Señora, como una declaración de su amor.

Una idea moderna y divertida es darle a cada dama de honor un ramo con una flor característica cuyo significado se adapte a su personalidad.

Hay un idioma, poco conocido,
Los amantes lo reclaman como propio.
Sus símbolos sonríen sobre la tierra,
Forjado por la maravillosa mano de la naturaleza
Y en su silenciosa belleza habla,
De vida y alegría, a los que buscan
Por amor divino y horas soleadas
En el lenguaje de las flores.

–El lenguaje de las flores, Londres, 1875

Otra área importante del simbolismo de las flores es el significado de las flores del mes de nacimiento.


1) Teoría del color tricromático

Una de las principales cualidades de la luz es su longitud de onda. Los humanos pueden percibir la luz con ondas tan pequeñas como

El sol emite luz en muchas longitudes de onda y los objetos que nos rodean reflejan algunas longitudes de onda y absorben algunas longitudes de onda. A continuación se muestra la distribución espectral de una hoja de espinaca iluminada por la luz solar. La hoja absorbe la mayoría de las longitudes de onda en forma de calor, pero refleja la luz visible alrededor de 550 nm. Vemos esta composición espectral reflejada en particular como verde.

Dentro del ojo hay tres tipos de fotorreceptores de cono llamados largos, medianos y cortos que contribuyen a la discriminación del color. Todos son sensibles a longitudes de onda de luz diferentes, pero superpuestas. También se asocian comúnmente con el color al que son más sensibles, L = rojo, M = verde, S = azul.

Cuando ve los gráficos superpuestos, puede ver que la espinaca refleja principalmente la luz fuera del rango visual del ojo, y dentro de nuestro rango refleja principalmente la luz centrada alrededor de nuestro cono M.

El sistema de conos del ojo toma una distribución espectral compleja (como la espinaca) y la reduce a tres valores numéricos, cada uno de los cuales representa cuánto se estimularon los tres conos. Estos valores de cono se introducen en la siguiente parte de la tubería de procesamiento visual del cerebro, en la que no entraremos (ver: Teoría del color del oponente).

Esto es importante: el proceso tricromático tiene pérdidas, no se puede pasar de la salida de los conos a la distribución espectral original. Esto se debe a que diferentes distribuciones espectrales pueden estimular los conos exactamente de la misma manera.

Aquí se muestran dos distribuciones espectrales diferentes que son indistinguibles para el ojo humano. Puede ver que el cono M es estimulado por ambas distribuciones por igual, justo en los extremos opuestos del rango de sensibilidad del cono.

Podrías imaginar una hoja y un coche verde que te parecen iguales, pero que físicamente tienen propiedades de reflectancia diferentes. Resulta que cada color (o salida de cono única) se puede crear a partir de muchas distribuciones espectrales diferentes. La ciencia del color comenzó a tener mucho más sentido cuando finalmente entendí esto.

Este fenómeno se llama metamerismo y tiene enormes ramificaciones para la reproducción del color. Significa que no necesitamos la luz original para reproducir un color observado. Podemos reproducir un color si podemos crear una distribución espectral de luz con la misma respuesta de cono que la distribución original.

Es por eso que puede crear un color que parezca amarillo espectral en una pantalla LCD que no tenga luces amarillas. La pantalla LCD puede combinar luz roja y verde en las cantidades adecuadas para imitar la respuesta del cono humano de la luz amarilla espectral.

CIE 1931 es un modelo que nos dice cómo crear estos partidos. ¿Estás emocionado todavía?


Nuevas variantes genéticas revelan la evolución del color de la piel humana

La mayoría de la gente asocia a los africanos con piel oscura. Pero diferentes grupos de personas en África tienen casi todos los colores de piel del planeta, desde el negro más profundo en los dinka de Sudán del Sur hasta el beige en los san de Sudáfrica. Ahora, los investigadores han descubierto un puñado de nuevas variantes genéticas responsables de esta paleta de tonos.

El estudio, publicado en línea esta semana en Science, rastrea la evolución de estos genes y cómo viajaron por el mundo. Si bien la piel oscura de algunos habitantes de las islas del Pacífico se remonta a África, las variantes genéticas de Eurasia también parecen haber regresado a África. Y, sorprendentemente, algunas de las mutaciones responsables de una piel más clara en los europeos resultan tener un antiguo origen africano.

“Este es realmente un estudio histórico sobre la diversidad del color de la piel”, dice el genetista Greg Barsh del Instituto HudsonAlpha de Biotecnología en Huntsville, Alabama.

Los investigadores coinciden en que nuestros antepasados ​​australopitecinos tempranos en África probablemente tenían piel clara debajo de pieles peludas. "Si afeitas a un chimpancé, su piel es clara", dice la genetista evolutiva Sarah Tishkoff de la Universidad de Pensilvania, autora principal del nuevo estudio. "Si tienes vello corporal, no necesitas piel oscura para protegerte de la radiación ultravioleta [UV]".

Hasta hace poco, los investigadores asumían que después de que los antepasados ​​humanos se desprendieron de la mayor parte del vello corporal, en algún momento antes de hace 2 millones de años, desarrollaron rápidamente una piel oscura para protegerse del cáncer de piel y otros efectos dañinos de la radiación UV. Luego, cuando los humanos emigraron de África y se dirigieron al extremo norte, desarrollaron una piel más clara como una adaptación a la luz solar limitada.(La piel pálida sintetiza más vitamina D cuando la luz es escasa).

Las investigaciones anteriores sobre los genes del color de la piel se ajustan a esa imagen. Por ejemplo, un "gen de despigmentación" llamado SLC24A5 vinculado a la piel pálida se extendió por las poblaciones europeas en los últimos 6000 años. Pero el equipo de Tishkoff descubrió que la historia de la evolución del color de la piel no es tan blanca y negra. Su equipo, incluidos investigadores africanos, utilizó un fotómetro para medir la reflectancia de la piel en 2092 personas en Etiopía, Tanzania y Botswana. Encontraron la piel más oscura en las poblaciones de pastores nilo-saharianos de África oriental, como los Mursi y Surma, y ​​la piel más clara en los San de África meridional, así como muchos tonos intermedios, como en el pueblo Agaw de Etiopía.

Al mismo tiempo, recolectaron muestras de sangre para estudios genéticos. Secuenciaron más de 4 millones de polimorfismos de un solo nucleótido (SNP), lugares donde una sola letra del código genético varía en los genomas de 1570 de estos africanos. Encontraron cuatro áreas clave del genoma donde los SNP específicos se correlacionan con el color de la piel.

La primera sorpresa fue que SLC24A5, que se extendió por Europa, también es común en el este de África y se encuentra en hasta la mitad de los miembros de algunos grupos etíopes. Esta variante surgió hace 30.000 años y probablemente fue traída al este de África por personas que emigraron del Medio Oriente, dice Tishkoff. Pero aunque muchos africanos del este tienen este gen, no tienen la piel blanca, probablemente porque es solo uno de los varios genes que dan forma al color de su piel.

El equipo también encontró variantes de dos genes vecinos, HERC2 y OCA2, que se asocian con la piel, los ojos y el cabello claros en los europeos, pero surgieron en África. Estas variantes son antiguas y comunes en los san de piel clara. El equipo propone que las variantes surgieron en África hace 1 millón de años y se extendieron más tarde a europeos y asiáticos. “Muchas de las variantes genéticas que causan piel clara en Europa tienen su origen en África”, dice Tishkoff.

El descubrimiento más dramático se refería a un gen conocido como MFSD12. Se encontraron dos mutaciones que disminuyen la expresión de este gen en altas frecuencias en personas con la piel más oscura. Estas variantes surgieron hace aproximadamente medio millón de años, lo que sugiere que los antepasados ​​humanos antes de ese momento pueden haber tenido la piel moderadamente oscura, en lugar del tono negro profundo creado hoy por estas mutaciones.

Estas mismas dos variantes se encuentran en melanesios, aborígenes australianos y algunos indios. Estas personas pueden haber heredado las variantes de antiguos inmigrantes de África que siguieron una "ruta del sur" desde el este de África, a lo largo de la costa sur de la India hasta Melanesia y Australia, dice Tishkoff. Esa idea, sin embargo, contradice tres estudios genéticos que concluyeron el año pasado que los australianos, melanesios y euroasiáticos descienden de una sola migración fuera de África. Alternativamente, esta gran migración puede haber incluido personas que portaban variantes para piel clara y oscura, pero las variantes oscuras más tarde se perdieron en los euroasiáticos.

Para entender como el MFSD12 Las mutaciones ayudan a oscurecer la piel, los investigadores redujeron la expresión del gen en las células cultivadas, imitando la acción de las variantes en las personas de piel oscura. Las células produjeron más eumelanina, el pigmento responsable de la piel, el cabello y los ojos de color negro y marrón. Las mutaciones también pueden cambiar el color de la piel al bloquear los pigmentos amarillos: cuando los investigadores eliminaron MFSD12 en el pez cebra y los ratones, se perdieron los pigmentos rojos y amarillos, y el pelaje marrón claro de los ratones se volvió gris. “Este nuevo mecanismo para producir pigmentación intensamente oscura es realmente la gran historia”, dice Nina Jablonski, antropóloga de la Universidad Estatal de Pensilvania en State College.

El estudio se suma a la investigación establecida que socava las antiguas nociones de raza. No puedes usar el color de la piel para clasificar a los humanos, como tampoco puedes usar otros rasgos complejos como la altura, dice Tishkoff. "Hay tanta diversidad en los africanos que no existe una raza africana".


OBRAS ORIGINALES

I. Obras mayores. Las primeras publicaciones de Newton fueron sobre óptica y aparecieron en el Transacciones filosóficas de la Royal Society (1672-1676) rcpr. en facs., con intro. por T. S. Kuhn, en I. B. Cohen, ed., Artículos y cartas de Isaac Newton sobre filosofía natural(Cambridge, Mass., 1958 2a ed., En prensa). Su Opticks (Londres, 1704 versiones enl. En latín [Londres, 1706] y en inglés [Londres, 1717 o 1718]) contenía dos supuestos: su Enumeratio linearum tertii ordinis y Tractatus de quadratura curvarum, sus primeros trabajos publicados en matemáticas puras. El 1704 ed. ha sido repr. en facs. (Bruselas, 1966) y (solo parte óptica) en tipo (Londres, 1931) también repr. con un índice analítico preparado por D. H. D. Roller (Nueva York, 1952). Trad. Francesa, son de P. Coste (Amsterdam, 1720 rev. Ed. 1722 facs. Repr., Con introducción de M. Solovine, París, 1955) una ed. Alemana. es W. Abendroth, 2 vols. (Leipzig, 1898) y una trans rumana, es Victor Marian (Bucarest, 1970). Una nueva ed. Henry Guerlac está preparando actualmente.

La Philosophiae naturalis principia mathica (London, 1687 rev. Eds., Cambridge, 1713 [repr. Amsterdam, 1714, 1723] y London, 1726) está disponible en una ed. con lecturas variantes (basadas en las tres eds. impresas, el manuscrito de la 1ª ed. y las anotaciones de Newton en sus propias copias de la 1ª y 2ª eds.) preparadas por A. Koyré, I. B. Cohen y Anne Whitman: Philosophiae naturalis principia mathica, de Isaac Newton, tercera edición (1726) con lecturas variantes, 2 vols. (Cambridge, Mass.-Cambridge, Inglaterra, 1972). Han aparecido traducciones y extractos en holandés, inglés, francés, alemán, italiano, japonés, rumano, ruso y sueco, y se enumeran en la aplicación. VIII, vol. II, del Koyre, Cohen y Whitman ed., Junto con un relato de reprs. de todo el tratado. La 1ª ed. se ha impreso dos veces en facs. (Londres, 1954 [?] Bruselas, 1965).

William Jones publicó Newton's De analysi en su ed. de Análisis por series cuánticas, fluxiones, diferenciaciones ac ...(Londres, 1711), repr. en la Royal Society Commercium epistolicum D. Johannis Collins, et aliorum de analyst promota ... (Londres, 1712-1713 versión enl., 1722 “variorum” ed. Por J.-B. Biot y F. Lefort, París, 1856), y como apéndice de la impresión de Amsterdam de 1723 del Principia. Newton Arithmetica universalis fue publicado a partir de las conferencias del manuscrito de Newton por W. Whiston (Cambridge, 1707) una ed. enmendada. seguido, supervisado por el propio Newton (Londres, 1722). Para obtener notas bibliográficas sobre estos y algunos otros escritos matemáticos (e indicaciones de otros eds. Y traducciones), consulte las introducciones de D. T. Whiteside a los facs. repr. de Las obras matemáticas de Isaac Newton 2 vols. (Nueva York-Londres, 1964-1967). Newton Arithmetica universalis fue traducido al ruso con notas y comentarios por A. P. Youschkevitch (Moscú, 1948) eds ingleses. fueron publicados en Londres en 1720, 1728 y 1769.

Después de la muerte de Newton, la primera versión de lo que se convirtió en bk. III de los Principia se publicó en inglés como Un tratado del sistema del mundo (Londres, 1728 rev. Londres, 1731, repr. Facs., Con introducción de I. B. Cohen, Londres, 1969) y en latín como De mundi systemate liber (Londres, 1728). Una trans italiana, es de Marcella Renzoni (Turín, 1959 1969). La primera parte del Lectiones opticae fue traducido y publicado como Conferencias de Óptica (Londres, 1728) antes de la edición completa en latín. fue impreso (1729) ambos son imperfectos e incompletos. La única ed moderna. está en ruso, Lektsii po optike (Leningrado, 1946), con comentario de S. I. Vavilov.

Para las obras no científicas de Newton (teología, estudios bíblicos, cronología) y para otros escritos científicos, consulte las distintas secciones a continuación.

II. Obras completas o ediciones. El único intento jamás hecho para producir una educación general. de Newton fue S. Horsley, Isaaci Newtoni opera quae exstant omnia, 5 vols. (Londres, 1779-1785 foto repr. Stuttgart-Bad Cannstatt, 1964), que apenas tiene en cuenta los escritos disponibles de Newton sobre los manuscritos, pero tiene la virtud de incluir (vol. I) los tratados matemáticos publicados (vols. II-III) los Principia y De mundi systemate, Theoria lunae y Lectiones opticae (vol. IV) cartas del Transacciones filosóficas sobre la luz y el color, la carta a Boyle sobre el éter, De problematis Bernoullianis, las cartas a Bentley y las Commercium epistolicum (vol. V) el Cronología la Profecías, y el Corrupciones de las Escrituras. Una colección anterior y más modesta fue la de 3 vol. Opuscula mathica, philosophica, et philologica, Giovanni Francesco Salvemini (conocido como Johann Castillon), ed. (Lausana-Ginebra, 1744) sólo contiene obras impresas.

Una importante colección de cartas y documentos, editada de la manera más ejemplar, es Edleston (1) Rigaud's Ensayo (5) también es valioso. S. P. Rigaud's Correspondencia de hombres científicos del siglo XVII ... en la colección de ... el conde de Macclesfield, 2 vols. (Oxford, 1841 rev., Con tabla de contenido e índice, 1862) es de especial importancia porque la colección Macclesfield no está actualmente abierta a los estudiosos.

Cuatro vols. de la edición de la Royal Society. de Newton Correspondencia (Cambridge, 1959-) se han publicado (a partir de 1974), vols. I — III editado por II. W. Turnbull, vol. IV por J. F. Scott A. R. Hall ha sido nombrado editor de los siguientes volúmenes. La Correspondencia no se limita a cartas, sino que contiene documentos científicos de importancia primordial. Una colección importante reciente es A. R. y M. B. Hall, eds., Artículos científicos inéditos de Isaac Newton, una selección de la colección de Portsmouth en la biblioteca de la Universidad de Cambridge(Cambridge, 1964). Otras presentaciones de MSS se dan en la ed. de El Principia con lecturas variantes (1972, citado anteriormente), Herivel's Fondo (5), y en la ed. De D. T. Whiteside. de Newton Papeles matemáticos (3).

III.Bibliografías. Hay tres bibliografías de los escritos de Newton, ninguna completa o libre de errores importantes. Uno es George J. Gray, Una bibliografía de las obras de Sir Isaac Newton, junto con una lista de libros que ilustran sus obras, 2ª ed., Rev. y enl. (Cambridge, 1907 repr. Londres, 1966) H. Zeitlinger, "A Newton Bibliography" págs. 148-170 del volumen ed. por W. J. Greenstreet (VI) y Un catálogo descriptivo de la colección Grace K. Babson de las obras de Sir Isaac Newton ... (Nueva York, 1950), más A Suplemento … Compilado por Henry P. Macomber (Babson Park, Mass., 1955), que enumera algunos materiales secundarios de revistas y libros.

IV. Colecciones de manuscritos y catálogos. La Colección de Portsmouth (Biblioteca de la Universidad, Cambridge) fue catalogada aproximadamente por un sindicato formado por H. R. Luard, G. G. Stokes, J. C. Adams y G. D. Liveing, quienes produjeron Un catálogo de la colección de libros y artículos de Portsmouth escritos por Sir Isaac Newton o pertenecientes a él ...(Cambridge, 1888) las descripciones desnudas no siempre identifican los principales MSS o dan los números de catálogo (p.ej., el libro de residuos, U.L.C. MS Add. 4004, el principal depósito de los primeros trabajos de Newton en dinámica y matemáticas, aparece como `` Un libro de lugares comunes, escrito originalmente por B. Smith, D.D., con cálculos de Newton escritos en espacios en blanco. Esto contiene la primera idea de Newton sobre las fluxiones ”). No existe un catálogo adecuado o una guía impresa del Newton MSS en las bibliotecas del Trinity College (Cambridge), la Royal Society de Londres o el Museo Británico. La colección de Keynes (en la biblioteca de King's College, Cambridge) se basa casi en su totalidad en la venta de Sotheby y está inventariada en forma de una copia marcada del catálogo de venta, disponible en la biblioteca ver ANL Munby, “The Keynes Collection of the Obras de Sir Isaac Newton en King's College, Cambridge ”, en Notes and Records. Royal Society of London, 10 (1952), 40–50. La "porción científica" de la colección de Portsmouth se donó a la Universidad de Cambridge en la década de 1870, el resto se distribuyó en una subasta pública en 1936. Ver Sotheby’s Catálogo de los papeles de Newton, vendidos por orden del vizconde de Lymington, a quien han descendido de Catherine Conduitt, vizcondesa de Lymington, sobrina nieta de Sir Isaac Newton (Londres, 1936). Nunca se ha puesto a disposición ningún catálogo de la Colección Macclesfield (rica en Newton MSS), basado originalmente en los artículos de John Collins y William Jones, para los cuales ver el 2-vol. De S. P. Rigaud. Correspondencia … (I). Se proporciona más información sobre las fuentes de EM en Whiteside, Papeles matemáticos, I, xxiv-xxxiii (3).

Muchos libros de la biblioteca de Newton se encuentran en la Biblioteca del Trinity College (Cambridge), otros están en colecciones públicas y privadas de todo el mundo. R. de Villamil, Newton: el hombre (Londres, 1931 [?] Repr., Con introducción de 1. B. Cohen, Nueva York, 1972), contiene un catálogo (imperfecto e incompleto) de libros en la biblioteca de Newton en el momento de su muerte un inventario con ubicaciones actuales de los libros de Newton es muy deseable. Véase P. E. Spargo, "Newton's Library", en Esfuerzo, 31 (1972), 29–33, con una breve pero valiosa lista de referencias. Ver también Biblioteca de Sir Isaac Newton. Presentación del Pilgrim Trust en el Trinity College de Cambridge el 30 de octubre de 1943 (Cambridge, 1944), descrita en las páginas 5 a 7 del decimotercer informe anual del Pilgrim Trust (Harlech, 1943).


3 respuestas 3

De todos modos, hay un problema con la ciencia aquí: las estrellas azules son (típicamente) significativamente más brillantes que las estrellas rojas en magnitudes increíbles.

En resumen, la estrella roja sería mucho, mucho más tenue (incluso que nuestro propio Sol), y probablemente sería "noche", donde la estrella azul sería increíblemente brillante y definitivamente sería "día".

Además, la zona "Ricitos de oro" de tal sistema binario sería incómoda. Es probable que una estrella azul sea de 4 a 6 veces más caliente que nuestro propio sol, lo que significa que un planeta habitable, para la vida tal como la conocemos, debería estar más lejos. Además, el equilibrio potencialmente precario de la gravedad entre dos estrellas dispares altera los puntos legrangianos del sistema estelar, y no sabemos (hasta donde yo sé) qué tipo de impacto tendría en la vida conocida.

Hay sistemas binarios rojo-azul conocidos, y algunos no se apegan a mis notas anteriores. Un gran ejemplo es Antares, donde la estrella roja es una supergigante, y aunque todavía es muy fría para una estrella, también es excepcionalmente brillante y absolutamente enana es su estrella hermana azul.

Es posible. Los sistemas con dos estrellas pueden tener planetas en tres tipos de órbitas: pueden orbitar la estrella roja o la azul o, alternativamente, ambas juntas.

La elección obvia es aquí una que orbita alrededor de la estrella roja. La estrella azul podría estar a cualquier distancia. (solo para no cerrar) Si está lejos, es posible que no interfiera con la habitabilidad, eso solo depende de la estrella roja. La estrella azul sería un punto pequeño (pero aún mucho más brillante que cualquier otra estrella en el cielo nocturno) hasta una fracción de nuestra estrella roja. En el último caso, es posible que no pueda verlo directamente. La estrella azul también puede cambiar durante el año. Y también podría cambiar durante la rotación de las dos estrellas una alrededor de la otra.

Sin embargo, hay dos posibilidades más:

El color de las estrellas depende solo de su temperatura. Eso significa que la estrella azul está considerablemente más caliente. Estoy aquí asumiendo que esos son sus colores reales, es posible que solo se vean así, pero lo discutiré más adelante. La estrella azul caliente puede ser más pequeña y, por lo tanto, expulsar menos luz. En ese caso, el planeta podría estar orbitando a ambos juntos. Sin embargo, en este escenario, es posible que solo vea la estrella azul durante el día y temprano en la mañana o tarde en la noche, siempre está cerca de la roja. Además, para que la estrella azul sea más pequeña y caliente, debe ser considerablemente más antigua que la roja. (Las estrellas más viejas son más calientes). Eso significa que no pueden haberse formado juntas. Es posible, si no muy probable, que quede atrapado en el sistema más tarde. Sin embargo, esto causaría un gran lío con los planetas. Algunos pueden ser expulsados ​​del sistema, mientras que otros pueden cambiar su órbita. Eso dificultaría las condiciones de vida. Sin embargo, si de alguna manera sobrevive a esa primera fase, todo podría estabilizarse. Además, el planeta podría volverse habitable solo después.

La tercera posibilidad es que las estrellas solo se vean azules y rojas. El sol se ve amarillo durante el día pero rojo al atardecer. Lo mismo podría suceder en ese planeta. Tal vez, solo tal vez, la atmósfera podría hacer que se vieran de la manera deseada. Sin embargo, no puedo decirles cómo podría funcionar. Esto funcionaría con cualquier órbita.


Latinización del inglés medio cressant, cressaunt, tomado del anglo-francés, sustantivo derivado del participio presente de creistre & quot para aumentar, crecer & quot; volviendo al latín crēscere & quot; para llegar a existir, aumentar en tamaño o en número & quot, quizás volviendo al Indoeuropeo * kreh1- `` hacerse más fuerte, aumentar '', de donde también eslava * krějǫ, * krějati (de donde viejo checo křáti, kříti & quot para recuperar, recuperar fuerzas & quot; dialecto ruso krejátʼ & quot; para convalecer, recuperarse & quot; ucraniano Krijáty & quot para recuperar fuerzas & quot; búlgaro kréja & quot; debilitar, marchitar & quot; sentido tal vez por la pérdida de un prefijo privativo anterior)

Nota: latín crēscere y crear (ver crear entrada 1) se han vinculado tradicionalmente a indoeuropeos * ḱerh3- "alimentar, satisfacer" (ver ceres), pero esto ha sido cuestionado recientemente tanto por motivos morfológicos como semánticos. Cf. Michiel de Vaan, Diccionario etimológico del latín y otras lenguas itálicas, Leiden, 2008 Oleg Trubačev, Ètimologičeskij slovarʼ slavjanskix jazykov: praslavjanskij leksičeskij fond, Vypusk 12 (Moscú, 1985), págs. 130-31 y, en particular, Eugen Hill, & quotLateinisch crēscō 'wachsen' etymologisch: urslavisch * krějǫ 'genesen', litauisch šeriù 'füttern' oder armenisch serem 'erzeugen'? & quot, Revista Internacional de Lingüística Diacrónica y Reconstrucción Lingüística, vol. 3 (2006), págs. 187-209, donde se discuten a fondo los temas.

prestado del latín Crēscent-, crescēns, participio presente de crēscere & quot para que surja, aumente en tamaño o en número & quot - más en la entrada 1 de la media luna


La resplandeciente inflexibilidad del arco iris

Los niños suelen hacer preguntas sencillas que te hacen preguntarte si realmente entiendes el tema. Un joven conocido mío llamado Collin se preguntó por qué los colores del arco iris estaban siempre en el mismo orden: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo, violeta. ¿Por qué no se mezclan?

La secuencia familiar está capturada en el famoso Roy G. Biv acrónimo, que describe la secuencia de colores del arco iris que comienza con rojo, que tiene la longitud de onda más larga, y termina en violeta, la más corta. La longitud de onda, la distancia entre dos crestas de onda sucesivas, y la frecuencia, el número de ondas de luz que pasan por un punto determinado cada segundo, determinan el color de la luz.

Los colores familiares del espectro del arco iris con longitudes de onda mostradas en nanómetros. Crédito: NASA

Las células del cono en nuestras retinas responden a longitudes de onda de luz entre 650 nanómetros (rojo) y 400 (violeta). A nanómetro es igual a una mil millonésima parte de un metro. Teniendo en cuenta que un cabello humano tiene 80.000-100.000 nanómetros de ancho, las ondas de luz visible son cosas diminutas.

Entonces, ¿por qué Roy G. Biv y no Rob G. Ivy? Cuando la luz atraviesa el vacío, lo hace en línea recta sin desviarse a su velocidad máxima de 186.000 millas por segundo (300.000 km / seg). A esta velocidad, el más rápido conocido en el universo como se describe en Einstein & # 8217s Teoría especial de la relatividad, la luz que viaja desde la pantalla de la computadora a los ojos toma solo aproximadamente 1 / 1,000,000,000 de segundo. Maldita sea rápido.

Pero cuando miramos más allá de la pantalla hacia el universo grande y amplio, la luz parece ralentizarse hasta un mínimo, tardando 4,4 horas en llegar a Plutón y 25.000 años en volar por el agujero negro en el centro de la Vía Láctea. ¿No hay algo más rápido? Einstein respondería con un enfático & # 8220 ¡No! & # 8221

Un rayo láser (izquierda) que brilla a través de un vaso de agua demuestra cuántas veces la luz cambia de velocidad, de 186,222 millas por segundo (mps) en el aire a 124,275 mps a través del vidrio. Vuelve a acelerarse a 140.430 mps en agua, se ralentiza al pasar por el otro lado del vaso y luego vuelve a acelerarse al dejar el vaso por el aire. Crédito: Bob King

Una de las propiedades más interesantes de la luz es que cambia de velocidad dependiendo del medio a través del cual viaja. Mientras que la velocidad de un rayo a través del aire es casi la misma que en el vacío, los medios & # 8220 más gruesos & # 8221 la ralentizan considerablemente. Uno de los más familiares es el agua. Cuando la luz pasa del aire al agua, digamos una gota de lluvia, su velocidad cae a 140,430 millas por segundo (226,000 km / seg). El vidrio retarda los rayos de luz a 124,275 millas / segundo, mientras que los átomos de carbono que forman el diamante reducen su velocidad a solo 77,670 millas / segundo.

El motivo por el que la luz se ralentiza es un poco complicado pero tan interesante, dediquemos un momento a describir el proceso. La luz que ingresa al agua es absorbida inmediatamente por los átomos de oxígeno e hidrógeno, lo que hace que sus electrones vibren momentáneamente antes de volver a emitirse como luz. Libre de nuevo, el rayo ahora viaja hasta que choca contra más átomos, hace vibrar sus electrones y vuelve a emitirse. Y otra vez. Y otra vez.

Un rayo de luz refractado por un bloque de plástico. Observe que la luz se dobla dos veces & # 8211 una vez cuando entra (pasando del aire al plástico) y nuevamente cuando sale (plástico al aire). El rayo se ralentiza al entrar y luego se acelera de nuevo cuando sale.

Como una línea de montaje, el ciclo de absorción y reemisión continúa hasta que el rayo sale de la gota. A pesar de que cada fotón (u onda & # 8211 su elección) de luz viaja a la velocidad de vacío de la luz en los vacíos entre los átomos, los retrasos de un minuto durante el proceso de absorción y reemisión se suman para causar que la velocidad neta del haz de luz se desacelerar. Cuando finalmente abandona la gota, retoma su velocidad normal a través del aire aireado.

Los rayos de luz se doblan o refractan cuando se mueven de un medio a otro. Todos hemos visto el efecto de lápiz roto cuando la luz viaja del aire al agua.

Dejemos que & # 8217s regrese ahora a los arcoíris. Cuando la luz pasa de un medio a otro y su velocidad disminuye, también se dobla o refractado. Deje caer un lápiz en un vaso medio lleno de agua y verá lo que quiero decir.

Hasta este momento, hemos estado hablando sólo de la luz blanca, pero como todos aprendimos en ciencias elementales, Sir Isaac Newton dirigió experimentos con prismas a finales del siglo XVII y descubrió que la luz blanca se compone de todos los colores del arco iris. No es de extrañar que cada uno de esos colores viaje a una velocidad ligeramente diferente a través de una gota de agua. La luz roja interactúa solo débilmente con los electrones de los átomos y se refracta y desacelera al mínimo. La luz violeta de longitud de onda más corta interactúa más fuertemente con los electrones y sufre un mayor grado de refracción y desaceleración.

Isaac Newton usó un prisma para separar la luz en su familiar variedad de colores. Como un prisma, una gota de lluvia refracta la luz solar entrante, extendiéndola en un arco de colores del arco iris con un radio de 42. Los colores se extienden cuando la luz entra en la gota y luego se esparcen más cuando se van y se aceleran. Izquierda: imagen de la NASA, derecha, dominio público con anotaciones del autor.

Los arco iris se forman cuando miles de millones de gotas de agua actúan como prismas en miniatura y refractan la luz solar. El violeta (el más refractado) aparece en la parte inferior o en el borde interior del arco. El naranja y el amarillo se refractan un poco menos que el violeta y ocupan la mitad del arco iris. La luz roja, menos afectada por la refracción, aparece a lo largo del borde exterior del arco.

Los arcoíris suelen ser dobles. El arco secundario resulta de la luz que se refleja por segunda vez dentro de la gota de lluvia. Cuando emerge, los colores se invierten (rojo en la parte inferior en lugar de en la parte superior), pero se conserva el orden de los colores. Crédito: Bob King

Debido a que sus velocidades a través del agua (y otros medios) son una propiedad fija de la luz, y dado que la velocidad determina cuánto se dobla cada uno al cruzar del aire al agua, siempre se alinean como Roy G. Biv. O en orden inverso si el haz de luz refleja dos veces dentro de la gota de lluvia antes de salir, pero la relación de color a color siempre se conserva. La naturaleza no & # 8217ty puede & # 8217t mezclar aleatoriamente el esquema. Como diría Scotty de Star Trek: & # 8220¡Puedes & # 8217t cambiar las leyes de la física! & # 8221

Entonces, para responder a la pregunta original de Collin, los colores de la luz siempre permanecen en el mismo orden porque cada uno viaja a una velocidad diferente cuando se refracta en un ángulo a través de una gota de lluvia o un prisma.

La luz de diferentes colores tiene diferentes longitudes de onda (distancia entre crestas de ondas sucesivas) y frecuencias. En este diagrama, la luz roja tiene una longitud de onda más larga y más ondas & # 8220 extendidas & # 8221 en comparación con la luz púrpura de mayor frecuencia. Crédito: NASA

La luz no solo cambia su velocidad cuando ingresa a un nuevo medio, su longitud de onda cambia, sino que su frecuencia permanece igual. Si bien la longitud de onda puede ser una forma útil de describir los colores de la luz en un solo medio (aire, por ejemplo), no funciona cuando la luz pasa de un medio a otro. Para eso, confiamos en su frecuencia o cuántas ondas de luz de color pasan por un punto de ajuste por segundo.

La luz violeta de mayor frecuencia se acumula en 790 billones de ondas por segundo (ciclos por segundo) frente a 390 billones para el rojo. Curiosamente, cuanto mayor es la frecuencia, más energía transporta un sabor particular de luz, una de las razones por las que los rayos ultravioleta te provocarán quemaduras solares y la luz roja no se verá afectada.

Cuando un rayo de luz solar entra en una gota de lluvia, la distancia entre cada cresta sucesiva de la onda de luz disminuye, acortando la longitud de onda del haz. Eso podría hacerte pensar que su color debe volverse & # 8220bluer & # 8221 al pasar por una gota de lluvia. No es así porque la frecuencia sigue siendo la misma.

Medimos la frecuencia dividiendo el número de crestas de onda que pasan por un punto por unidad de tiempo. El tiempo extra que la luz tarda en viajar a través de la gota cancela ordenadamente el acortamiento de la longitud de onda causado por la caída de velocidad del rayo, preservando la frecuencia del rayo y el color. Hacer clic AQUÍ para una explicación más detallada.


Por qué los prismas / gotas de lluvia se doblan y separan la luz

Antes de terminar, queda una pregunta sin respuesta que nos hace cosquillas en el fondo de nuestras mentes. ¿Por qué la luz se dobla en primer lugar cuando brilla a través del agua o el vidrio? ¿Por qué no seguir directamente? Bueno, la luz pasa directamente a través si & # 8217s perpendicular al medio. Solo si llega en ángulo desde un lado, se doblará. Es similar a ver una ola oceánica entrante doblarse alrededor de un acantilado. Para una buena explicación visual, recomiendo el excelente video corto de arriba.


Contenido

Cuando los primeros humanos modernos (Homo sapiens) emigraron al continente europeo, interactuaron con los neandertales indígenas (H. neanderthalensis) que ya había habitado Europa durante cientos de miles de años. En 2019, la paleoantropóloga griega Katerina Harvati y sus colegas argumentaron que dos cráneos de 210.000 años de antigüedad de la cueva Apidima, Grecia, representan a humanos modernos en lugar de neandertales, lo que indica que estas poblaciones tienen una historia inesperadamente profunda, [1] pero esto fue refutado en 2020 por un paleoantropólogo francés. Marie-Antoinette de Lumley [fr] y colegas. [2] Hace unos 60.000 años, comenzó la etapa 3 del isótopo marino, caracterizada por patrones climáticos volátiles y eventos de retroceso repentino y recolonización de las tierras forestales en forma de estepa abierta. [3]

El primer indicio de la migración humana moderna del Paleolítico superior a Europa es la industria bohunicia de los Balcanes que comenzó hace 48.000 años, probablemente derivada de la industria levantina emirana, [4] y los primeros huesos en Europa datan de hace aproximadamente 45-43 mil años en Bulgaria. [5] Italia, [6] y Gran Bretaña. [7] No está claro, mientras migraban hacia el oeste, si siguieron el Danubio o fueron a lo largo de la costa mediterránea. [8] Hace unos 45 a 44 mil años, la cultura protoaurignaciana se extendió por Europa, probablemente descendiendo de la cultura ahmariana del Cercano Oriente. Después de hace 40.000 años con el inicio del evento 4 de Heinrich (un período de extrema estacionalidad), el propio auriñaciense evolucionó quizás en el centro-sur de Europa y reemplazó rápidamente a otras culturas en todo el continente. [9] Esta ola de humanos modernos reemplazó a los neandertales y su cultura musteriana. [10] En el valle del Danubio, el Aurignacian presenta sitios lejanos y pocos en comparación con las tradiciones posteriores, hasta hace 35.000 años. A partir de aquí, el "típico auriñaciense" se vuelve bastante frecuente y se extiende hasta hace 29.000 años. [11]

El auriñaciense fue reemplazado gradualmente por la cultura gravetiana, pero no está claro cuándo se extinguió el auriñaciense porque está mal definido. Las herramientas "Aurignacoid" o "Epi-Aurignacian" se identifican hace entre 18 y 15 mil años. [11] Tampoco está claro de dónde se originó el gravetiano, ya que diverge fuertemente del aurignicio (y, por lo tanto, puede que no haya descendido de él). [12] No obstante, la evidencia genética indica que no todos los linajes auriñacienses se extinguieron. [13] Las hipótesis para la génesis gravetiana incluyen la evolución: en Europa Central desde el eszeletiano (que se desarrolló a partir del bohunicia) que existió hace 41 a 37 mil años o desde el ahmario o culturas similares del Cercano Oriente o el Cáucaso que existieron antes de 40.000 años atrás. [12] Se debate además dónde se identifica la ocurrencia más temprana, con la primera hipótesis argumentando a favor de Alemania hace unos 37.500 años, [14] y el último refugio rocoso Buran-Kaya [ru] III en Crimea hace unos 38 a 36 mil años. [15] En cualquier caso, la aparición del gravetiano coincide con una caída significativa de la temperatura. [3] También hace unos 37.000 años, existía la población fundadora de todos los humanos modernos europeos tempranos posteriores (EEMH), y Europa permanecería en aislamiento genético del resto del mundo durante los próximos 23.000 años. [13]

Hace unos 29.000 años, comenzó la etapa 2 del isótopo marino y se intensificó el enfriamiento. Esto alcanzó su punto máximo hace unos 21.000 años durante el Último Máximo Glacial (LGM) cuando Escandinavia, la región del Báltico y las Islas Británicas estaban cubiertas de glaciares y el hielo marino invernal alcanzó la costa francesa. Los Alpes también estaban cubiertos de glaciares, y la mayor parte de Europa era un desierto polar, con estepas gigantescas y estepas forestales dominando la costa mediterránea. [3] En consecuencia, grandes extensiones de Europa eran inhabitables y surgieron dos culturas distintas con tecnologías únicas para adaptarse al nuevo entorno: la solutrense en el suroeste de Europa, que inventó nuevas tecnologías, y la epi-gravetiana de Italia a la llanura de Europa del Este. que adaptó las tecnologías gravetianas anteriores. Los pueblos de Solutrean habitaban la zona de permafrost, mientras que los pueblos de Epi-Gravetian parecen haberse quedado en áreas menos duras, heladas estacionalmente. Se conocen relativamente pocos sitios hasta este momento. [16] Los glaciares comenzaron a retroceder hace unos 20.000 años, y el Solutreano evolucionó hacia el Magdaleniense, que recolonizaría Europa Occidental y Central durante los próximos dos mil años. [3] Comenzando durante el Viejo Dryas hace aproximadamente 14.000 años, aparecen las últimas tradiciones magdalenienses, a saber, la aziliana, la de Hamburgo y la creswelliana. [17] Durante el calentamiento de Bølling-Allerød, los genes del Cercano Oriente comenzaron a aparecer en los europeos indígenas, lo que indica el fin del aislamiento genético de Europa. [13] Posiblemente debido a la continua reducción de la caza mayor europea, el Magdaleniense y el Epi-Gravetiense fueron completamente reemplazados por el Mesolítico a principios del Holoceno. [17] [18]

Europa fue completamente repoblada durante el óptimo climático del Holoceno hace 9 a 5 mil años. Los Cazadores-Recolectores de Europa Occidental del Mesolítico (WHG) contribuyeron significativamente al genoma europeo actual, junto con los Antiguos Euroasiáticos del Norte (ANE), que descendían de la cultura siberiana Mal'ta-Buret '[19] (y se separaron de EEMH antes de hace 37.000 años [13]). A diferencia de ANE, el genoma WHG no prevalece en ambos lados del Cáucaso y solo se ve en una medida significativa al oeste del Cáucaso. La mayoría de los europeos actuales tienen una proporción de 60 a 80% WHG / (WHG + ANE), y el hombre mesolítico de Loschbour de 8.000 años parece haber tenido un patrón similar. Los agricultores del Neolítico del Cercano Oriente que se separaron de los cazadores-recolectores europeos hace unos 40.000 años comenzaron a extenderse por Europa hace 8.000 años, marcando el comienzo del Neolítico con los primeros agricultores europeos (EEF). EEF aporta alrededor del 30% de la ascendencia de las poblaciones bálticas actuales, y hasta el 90% en las poblaciones mediterráneas actuales. Este último puede haber heredado la ascendencia WHG a través de la introgresión EEF. [19] [20] La población de Cazadores-Recolectores del Este (EHG) identificada alrededor de las estepas de los Urales también se dispersó, y los Cazadores-Recolectores escandinavos parecen ser una mezcla de WHG y EHG. Hace unos 4.500 años, la inmigración de las culturas Yamnaya y Corded Ware de las estepas orientales trajo la Edad del Bronce, la lengua protoindoeuropea y más o menos la composición genética actual de los europeos. [21]

Históricamente, los EEMH se han denominado "Cromañones" en la literatura científica hasta alrededor de la década de 1990, cuando el término "humanos anatómicamente modernos" se hizo más popular. [22] El nombre "Cro-Magnon" proviene de los 5 esqueletos descubiertos por el paleontólogo francés Louis Lartet en 1868 en el refugio rocoso Cro-Magnon, Les Eyzies, Dordogne, Francia, después de que el área fuera descubierta accidentalmente mientras limpiaba un terreno para un ferrocarril. estación. [23] Los fósiles y artefactos del Paleolítico se conocían desde hacía décadas, pero se interpretaron en un modelo creacionista (ya que el concepto de evolución aún no se había concebido). Por ejemplo, el geólogo Reverendo William Buckland describió en 1822 a la Dama Roja Auriñaciense de Paviland (un joven) de Gales del Sur como ciudadana de la Gran Bretaña romana. Los autores posteriores sostuvieron que el esqueleto era evidencia de personas antediluvianas (antes del Gran Diluvio) en Gran Bretaña, o fue arrastrado lejos de las tierras habitadas más al sur por las poderosas inundaciones. Buckland asumió que el espécimen era una mujer porque estaba adornado con joyas (conchas, varillas y anillos de marfil, y un pincho de hueso de lobo), y Buckland también declaró (posiblemente en broma) que las joyas eran evidencia de brujería. Alrededor de esta época, el movimiento del uniformismo estaba ganando terreno, encabezado principalmente por Charles Lyell, argumentando que los materiales fósiles eran muy anteriores a la cronología bíblica. [24]

Siguiendo la 1859 de Charles Darwin En el origen de las especies, los antropólogos y raciólogos raciales comenzaron a escindir supuestas subespecies y subrazas de los humanos actuales basándose en métricas poco fiables y pseudocientíficas recopiladas de la antropometría, la fisonomía y la frenología hasta el siglo XX. [25]: 93–96 Esta fue una continuación de 1735 de Carl Linnaeus Systema Naturae, donde inventó el sistema de clasificación moderno, al hacerlo clasificando a los humanos como Homo sapiens con varias clasificaciones de subespecies putativas para diferentes razas basadas en definiciones de comportamiento racista (de acuerdo con conceptos históricos de raza): "H. s. europaeus"(Ascendencia europea, regida por leyes)",H. s. despues"(Ascendencia africana, impulso)",H. s. asiaticus"(Ascendencia asiática, opiniones) y"H. s. americanus"(Ascendencia nativa americana, costumbres). [26] El sistema de clasificación racial se extendió rápidamente a los especímenes fósiles, incluidos tanto EEMH como los neandertales, después de que se reconoció la verdadera extensión de su antigüedad. [25]: 110 En 1869, Lartet había propuso la clasificación de subespecies "H. s. fossilis"para los restos de Cromañón. [22] Otras supuestas subrazas de la 'raza Cromañón' incluyeron (entre muchas otras):"H. pre-aethiopicus"para un cráneo de Dordoña que tenía" afinidades etíopes ""H. predmosti" o "H. predmostensis"para una serie de cráneos de Brno, República Checa, supuestamente de transición entre neandertales y EEMH [27]: 110-111 H. mentonensis para una calavera de Menton, Francia [27]: 88 "H. grimaldensis"para el hombre Grimaldi y otros esqueletos cerca de Grimaldi, Mónaco [27]: 55 y"H. aurignacensis" o "H. a. hauseri"para el cráneo de Combe-Capelle. [27]: 15

Estas 'razas fósiles', junto con la idea de Ernst Haeckel de que existen razas atrasadas que requieren una mayor evolución (darwinismo social), popularizaron en el pensamiento europeo la idea de que el hombre blanco civilizado había descendido de antepasados ​​simios primitivos y de cejas bajas a través de una serie de razas salvajes. . Las crestas prominentes de las cejas se clasificaron como un rasgo similar al de los simios y, en consecuencia, los neandertales (así como los aborígenes australianos) se consideraron una raza humilde. [25]: 116 Se consideró que estos fósiles europeos habían sido los antepasados ​​de razas europeas específicamente vivientes.[25]: 96 Uno de los primeros intentos de clasificar la EEMH fue realizado por los antropólogos raciales Joseph Deniker y William Z. Ripley en 1900, quienes los caracterizaron como proto-arios altos e inteligentes, superiores a otras razas, que descendían de Escandinavia y Alemania. Otras teorías raciales giraron en torno a razas progresivamente más claras, más rubias y superiores (subespecies) que evolucionaron en Europa Central y se extendieron en oleadas para reemplazar a sus antepasados ​​más oscuros, culminando en la "raza nórdica". Estos se alinearon bien con el nórdico y el pangermanismo (es decir, la supremacía aria), que ganó popularidad justo antes de la Primera Guerra Mundial, y fue utilizado notablemente por los nazis para justificar la conquista de Europa y la supremacía del pueblo alemán en la Segunda Guerra Mundial. . [25]: 203-205 La estatura fue una de las características utilizadas para distinguir estas subrazas, por lo que los EEMH más altos, como los especímenes de los sitios franceses Cro-Magnon, Paviland y Grimaldi, se clasificaron como ancestrales de la "raza nórdica", y los más pequeños como Combe-Capelle y Chancelade man (también de Francia) fueron considerados los precursores de la "raza mediterránea" o de los "esquimoides". [28] Las figurillas de Venus, esculturas de mujeres embarazadas con senos y muslos exagerados, se utilizaron como evidencia de la presencia de la "raza negroide" en la Europa Paleolítica, porque se interpretó que estaban basadas en mujeres reales con esteatopigia (una condición que causa muslos más gruesos, común en las mujeres del pueblo San de África del Sur) y los peinados de algunos son supuestamente similares a los que se ven en el Antiguo Egipto. [29] En la década de 1940, el movimiento positivista, que luchó para eliminar los prejuicios políticos y culturales de la ciencia y había comenzado aproximadamente un siglo antes, había ganado apoyo popular en la antropología europea. Debido a este movimiento y las asociaciones de la raciología con el nazismo, la raciología cayó en desuso. [25]: 137

Se cree que el comienzo del Paleolítico superior se caracterizó por un importante aumento de la población en Europa, con la población humana de Europa occidental posiblemente aumentando en un factor de 10 en la transición neandertal / humana moderna. [30] El registro arqueológico indica que la abrumadora mayoría de las personas del Paleolítico (tanto los neandertales como los humanos modernos) murieron antes de llegar a los 40 años, con pocas personas mayores registradas. Es posible que el boom demográfico haya sido causado por un aumento significativo de las tasas de fecundidad. [31]

Un estudio de 2005 estimó la población de la Europa del Paleolítico Superior calculando el área geográfica total que estaba habitada sobre la base del registro arqueológico promedió la densidad de población de Chipewyan, Hän, Hill y los nativos americanos Naskapi que viven en climas fríos y se aplicó a esto para EEMH y asumió que la densidad de población aumentaba continuamente con el tiempo calculado por el cambio en el número de sitios totales por período de tiempo. El estudio calculó que: de 40 a 30 mil años atrás, la población era aproximadamente de 1.700 a 28.400 (promedio de 4.400), de 30 a 22 mil años atrás, aproximadamente de 1.900 a 30.600 (promedio de 4.800), de 22 a 16.5 mil años atrás, aproximadamente de 2.300 a 37.700 ( promedio 5.900) y hace 16.5-11.5 mil años aproximadamente 11.300-72.600 (promedio 28.700). [32]

Siguiendo el LGM, se cree que EEMH fue mucho menos móvil y presentó una mayor densidad de población, indicada por rutas comerciales aparentemente más cortas, así como por síntomas de estrés nutricional. [33]

Atributos físicos Editar

Para 28 especímenes humanos modernos de 190 a 25 mil años atrás, se estimó que el volumen cerebral promedio fue de alrededor de 1.478 cc (90,2 pulgadas cúbicas), y para 13 EEMH alrededor de 1.514 cc (92,4 pulgadas cúbicas). En comparación, los humanos actuales tienen un promedio de 1.350 cc (82 pulgadas cúbicas), que es notablemente más pequeño. Esto se debe a que el cerebro EEMH, aunque dentro de la variación de los humanos actuales, exhibe una longitud promedio del lóbulo frontal más larga y una altura del lóbulo occipital más alta. Los lóbulos parietales, sin embargo, son más cortos en EEMH. No está claro si esto podría equivaler a diferencias funcionales entre los humanos actuales y los primeros humanos modernos. [34]

Los EEMH son físicamente similares a los humanos de hoy en día, con un cráneo globular, cara completamente plana, borde de cejas grácil y mentón definido. Sin embargo, los huesos de EEMH son algo más gruesos y robustos. [35] En comparación con los europeos actuales, los EEMH tienen caras más anchas y cortas, arcos de las cejas más prominentes, dientes más grandes, mandíbulas superiores más cortas, pómulos más orientados horizontalmente y cuencas oculares más rectangulares. Los tres últimos son más frecuentes en determinadas poblaciones actuales de Asia oriental. [36] Los auriñacienses presentaban una mayor proporción de rasgos que recordaban algo a los neandertales, como (aunque no limitado a) un casquete ligeramente aplanado y el consiguiente moño occipital que sobresale de la parte posterior del cráneo (este último podría estar bastante definido). Su frecuencia disminuyó significativamente en los gravetianos, y en 2007, el paleoantropólogo Erik Trinkaus concluyó que se trataba de restos de la introgresión neandertal que finalmente se extrajeron del acervo genético en su revisión de la morfología relevante. [37]

En la Europa occidental del Paleolítico superior temprano, se estimó que 20 hombres y 10 mujeres tenían un promedio de 176,2 cm (5 pies 9 pulgadas) y 162,9 cm (5 pies 4 pulgadas), respectivamente. Esto es similar a los europeos del norte modernos postindustriales. Por el contrario, en una muestra de 21 y 15 hombres y mujeres de Europa occidental del Paleolítico superior tardío, los promedios fueron de 165,6 cm (5 pies 5 pulgadas) y 153,5 cm (5 pies), similar a los humanos modernos preindustriales. No está claro por qué los EEMH anteriores eran más altos, especialmente considerando que las criaturas de clima frío son de extremidades cortas y, por lo tanto, de estatura baja para retener mejor el calor corporal. Esto se ha explicado de diversas formas como: retención de una condición ancestral hipotéticamente alta, dieta y nutrición de mayor calidad debido a la caza de megafauna que luego se convirtió en una adaptación funcional poco común o extinta para aumentar la longitud de la zancada y la eficiencia del movimiento mientras se corre durante una caza aumentando el territorialismo entre La EEMH reduce el flujo de genes entre comunidades y aumenta la tasa de consanguinidad o el sesgo estadístico debido al tamaño de muestra pequeño o porque las personas más altas tenían más probabilidades de lograr un estatus más alto en un grupo antes de la LGM y, por lo tanto, tenían más probabilidades de ser enterradas y preservadas. [28]

Antes del análisis genético, se asumía generalmente que EEMH, al igual que los europeos actuales, eran de piel clara como una adaptación para absorber vitamina D del sol menos luminoso más al norte. Sin embargo, de los 3 genes predominantes responsables de una piel más clara en los europeos actuales (KITLG, SLC24A5 y SLC45A2), los dos últimos, así como el gen TYRP1 asociado con un color de ojos y cabello más claro, experimentaron una selección positiva tan tarde como entre los 19 y Hace 11 mil años durante la transición mesolítica. Estos tres se generalizaron en todo el continente durante la Edad del Bronce. [39] [40] La variación del gen que se asocia con los ojos azules en los humanos actuales, OCA2, parece haber descendido de un ancestro común hace unos 10-6 mil años en algún lugar del norte de Europa. [41] Un momento tan tardío fue potencialmente causado por una población baja en general y / o un movimiento intercontinental bajo requerido para tal cambio adaptativo en la coloración de la piel, el cabello y los ojos. Sin embargo, KITLG experimentó una selección positiva en EEMH (así como en los asiáticos orientales) a partir de hace aproximadamente 30.000 años. [40] [42]

Genética Editar

Mientras que los humanos anatómicamente modernos han estado presentes fuera de África durante algunos intervalos de tiempo aislados potencialmente tan pronto como hace 250.000 años, [43] los no africanos actuales descienden de la expansión fuera de África que ocurrió hace unos 65-55 mil años. Este movimiento fue una consecuencia de la rápida expansión dentro de África Oriental asociada con el haplogrupo L3 de ADNmt. [44] [45] El análisis de ADN mitocondrial coloca a EEMH como el grupo hermano de los grupos del Paleolítico Superior de Asia Oriental ("Proto-Mongoloide"), la divergencia ocurrió hace aproximadamente 50.000 años. [46]

Los estudios genómicos iniciales sobre los primeros EEMH en 2014, concretamente sobre el individuo Kostenki-14 de 37.000 años de edad, identificaron 3 linajes principales que también están presentes en los europeos actuales: uno relacionado con todos los EEMH posteriores, un linaje "basal euroasiático" que se separó del antepasado común de los europeos actuales y los asiáticos orientales antes de separarse entre sí y otro pariente de un individuo de 24.000 años de la cultura siberiana Mal'ta-Buret '(cerca del lago Baikal). Contrariamente a esto, un estudio de 2016 que analizó especímenes europeos mucho más antiguos, incluidos Ust'-Ishim y Oase-1 que datan de hace 45,000 años, no encontró evidencia de un componente "basal euroasiático" en el genoma, ni encontraron evidencia de Mal Introgresión de 'ta-Buret' al observar una gama más amplia de EEMH de todo el Paleolítico Superior. En cambio, el estudio concluyó que tal composición genética en los europeos actuales se derivó de la introgresión del Cercano Oriente y Siberia que se produjo predominantemente en el Neolítico y la Edad del Bronce (aunque comenzó hace 14.000 años), pero todos los especímenes EEMH, incluido Kostenki-14 y después al genoma europeo actual y estaban más estrechamente relacionados con los europeos actuales que con los asiáticos orientales. Los EEMH anteriores (10 probados en total), por otro lado, no parecían ser ancestros de ninguna población actual, ni formaban ningún grupo cohesivo en y por sí mismos, cada uno representando linajes genéticos completamente distintos, mezcla entre los principales linajes, o tienen ascendencia muy divergente. Debido a esto, el estudio también concluyó que, a partir de hace aproximadamente 37.000 años, EEMH descendía de una sola población fundadora y estaba aislada reproductivamente del resto del mundo. El estudio informó que un individuo auriñaciense de Grottes de Goyet, Bélgica, tiene más afinidades genéticas con los habitantes magdalenienses de la Cueva de El Miròn que con los gravetianos de Europa del Este más o menos contemporáneos. [13]

Los haplogrupos identificados en EEMH son los haplogrupos de ADN-Y patrilineal (de padre a hijo) IJ, C1 y K2a [nota 1] [48] y el haplogrupo N, R y U de ADN-mt (de madre a hijo) matrilineal (de madre a hijo). [ nota 2] Y-haplogrupo IJ desciende del suroeste de Asia. El haplogrupo I surgió hace unos 35 a 30 mil años, ya sea en Europa o en Asia occidental. Mt-haplogroup U5 surgió en Europa justo antes de la LGM, hace entre 35 y 25 mil años. [47] El esqueleto de Villabruna 1 de 14.000 años de Ripari Villabruna, Italia, es el portador identificado más antiguo del Y-haplogrupo R1b (R1b1a-L754 * (xL389, V88)) encontrado en Europa, probablemente traído de la introgresión del Cercano Oriente. [13] Se descubrió que el esqueleto del "hombre Bichon" de Azilian del Jura suizo estaba asociado con el linaje WHG. Era portador del haplogrupo I2a de ADN-Y y del haplogrupo U5b1h de ADNmt. [42]

La evidencia genética sugiere que los primeros humanos modernos se cruzaron con los neandertales. Se estima que los genes del genoma actual ingresaron hace unos 65 a 47 mil años, muy probablemente en Asia occidental poco después de que los humanos modernos abandonaran África. [50] [51] En 2015, se descubrió que el Oase 2 humano moderno de 40.000 años tenía entre el 6 y el 9% (estimación puntual del 7,3%) de ADN neandertal, lo que indica un antepasado neandertal hasta cuatro o seis generaciones antes, pero este híbrido La población rumana no parece haber hecho una contribución sustancial a los genomas de los europeos posteriores. Por lo tanto, es posible que el mestizaje fuera común entre los neandertales y EEMH, lo que no contribuyó al genoma actual. [38] El porcentaje de genes neandertales disminuyó gradualmente con el tiempo, lo que podría indicar que eran desadaptativos y fueron seleccionados fuera del acervo genético. [13]

Existe una notable complejización tecnológica coincidiendo con la sustitución de los neandertales por EEMH en el registro arqueológico, por lo que se crearon los términos "Paleolítico Medio" y "Paleolítico Superior" para distinguir entre estos dos períodos de tiempo. Basada en gran medida en la arqueología de Europa occidental, la transición se denominó "Revolución del Paleolítico Superior" (ampliada para convertirse en un fenómeno mundial) y la idea de "modernidad conductual" se asoció con este evento y las primeras culturas modernas. Se acepta en gran medida que el Paleolítico superior parece presentar una tasa de evolución tecnológica y cultural más alta que el Paleolítico medio, pero se debate si la modernidad conductual fue realmente un desarrollo abrupto o fue una progresión lenta que se inició mucho antes que el Paleolítico superior, especialmente al considerar el registro arqueológico no europeo. Las prácticas modernas de comportamiento incluyen: la producción de microlitos, el uso común de huesos y astas, el uso común de herramientas para moler y golpear, evidencia de alta calidad de decoración corporal y producción de figurillas, redes comerciales a larga distancia y tecnología de caza mejorada. [52] [53] En lo que respecta al arte, el magdaleniense produjo algunas de las piezas paleolíticas más complejas, e incluso decoraron elaboradamente objetos cotidianos normales. [54]

Caza y recolección Editar

Históricamente, los estudios etnográficos sobre las estrategias de subsistencia de los cazadores-recolectores han hecho hincapié durante mucho tiempo en la división sexual del trabajo y muy especialmente en la caza mayor por parte de los hombres. Esto culminó en el libro de 1966 Hombre el cazador, que se centra casi por completo en la importancia de las contribuciones masculinas de alimentos al grupo. Como esto se publicó durante el movimiento feminista de la segunda ola, rápidamente se encontró con la reacción de muchas antropólogas. Entre ellos se encontraba la arqueóloga australiana Betty Meehan en su artículo de 1974 Mujer la recolectora, quien argumentó que las mujeres juegan un papel vital en estas comunidades al recolectar plantas alimenticias más confiables y caza menor, ya que la caza mayor tiene una baja tasa de éxito. Desde entonces, el concepto de "Mujer recolectora" ha ganado un apoyo significativo. [55]

Por lo general, se ha asumido que EEMH estudió de cerca los hábitos de las presas para maximizar el rendimiento según la temporada. Por ejemplo, los mamíferos grandes (incluidos los ciervos, los caballos y la cabra montés) se congregan estacionalmente, y es posible que los renos estén plagados estacionalmente por insectos que hacen que la piel a veces no sea adecuada para el trabajo de la piel. [56] Hay mucha evidencia de que EEMH, especialmente en Europa Occidental después de la LGM, acorralaba grandes animales de presa en espacios confinados naturales (como contra la pared de un acantilado, un callejón sin salida o un cuerpo de agua) para poder eficientemente sacrificar manadas enteras de animales (sistema de juegos). Parece que han programado matanzas en masa para que coincidan con los patrones de migración, en particular de ciervos, caballos, renos, bisontes, uros e íbices y, ocasionalmente, mamuts lanudos. [57] También hay múltiples ejemplos de consumo de pescado estacionalmente abundante, que se hizo más frecuente a mediados del Paleolítico superior. [58] No obstante, los pueblos magdalenienses parecen haber tenido una mayor dependencia de los animales pequeños, los recursos acuáticos y las plantas que sus predecesores, probablemente debido a la relativa escasez de caza mayor europea después del LGM (evento de extinción cuaternario). [3] Los pueblos post-LGM tienden a tener una mayor tasa de dolencias relacionadas con la deficiencia de nutrientes, incluida una reducción en la altura, lo que indica que estas bandas (probablemente debido a la disminución del territorio habitable) tuvieron que consumir una variedad de alimentos mucho más amplia y menos deseable para sobrevivir. . [33] La popularización de los sistemas de unidades de juego puede haber sido una extensión del aumento de la devolución de alimentos. [57] En particular, en el suroeste de Francia, EEMH dependía en gran medida de los renos, por lo que se hipotetiza que estas comunidades siguieron a los rebaños, y que la ocupación del Périgord y los Pirineos solo ocurría en el verano. [59] Las comunidades epi-gravetianas, por el contrario, se centraron generalmente en la caza de una especie de caza mayor, más comúnmente caballos o bisontes. [18] Es posible que la actividad humana, además de la rápida retirada de las estepas favorables, inhibiera la recolonización de la mayor parte de Europa por la megafauna que siguió a la LGM (como mamuts, rinocerontes lanudos, alces irlandeses y leones de las cavernas), contribuyendo en parte hasta su extinción final que ocurrió al comienzo o bien entrado el Holoceno, dependiendo de la especie. [60]

Para las armas, EEMH elaboró ​​puntas de lanza utilizando predominantemente hueso y asta, posiblemente porque estos materiales eran fácilmente abundantes. En comparación con la piedra, estos materiales son compresivos, lo que los hace bastante inastillables. [56] Estos luego fueron colocados en un eje para ser utilizados como jabalinas. Es posible que los artesanos auriñacienses pusieran más púas de hueso en las puntas de lanza, pero la evidencia firme de tal tecnología se registra desde hace 23.500 años y no se vuelve más común hasta el Mesolítico. [61] Los artesanos auriñacienses producían puntas de lanza en forma de rombo (en forma de diamante). Hace 30.000 años, las puntas de lanza se fabricaban con una base más redondeada, y hace 28.000 años se introdujeron las cabezas en forma de huso. Durante el Gravetiense, se produjeron puntas de lanza con una base biselada. Al comienzo del LGM, se inventó el lanzador de lanzas en Europa, que puede aumentar la fuerza y ​​precisión del proyectil. [56] En Polonia se identificó un posible boomerang hecho de colmillo de mamut (aunque es posible que no haya podido regresar al lanzador), y que data de hace 23.000 años, sería el boomerang más antiguo conocido. [62] Las puntas de lanza de piedra con puntas de hojas y hombros se vuelven más frecuentes en el Solutreano. Tanto las puntas de lanza grandes como las pequeñas se produjeron en gran cantidad, y las más pequeñas pueden haber estado unidas a dardos de proyectiles. El tiro con arco posiblemente se inventó en el Solutrean, aunque la tecnología de arco menos ambigua se informó por primera vez en el Mesolítico. La tecnología ósea se revitalizó en el Magdalano y la tecnología de largo alcance, así como los arpones, se hicieron mucho más frecuentes. Se especula que algunos fragmentos de arpones han sido leisters o tridentes, y los arpones verdaderos se encuentran comúnmente a lo largo de las rutas de migración estacional del salmón. [57]

Sociedad Editar

Sistema social Editar

A diferencia del patriarcado prominente en las sociedades históricas, la idea de un predominio prehistórico del matriarcado o de las familias matrifocales (centradas en la maternidad) fue supuesta por primera vez en 1861 por el jurista Johann Jakob Bachofen. Los primeros modelos de esto creían que la monogamia no se practicaba ampliamente en la antigüedad, por lo tanto, la línea paterna era más difícil de seguir que la materna, lo que resultaba en una sociedad matrilineal (y matriarcal). Luego, las matriarcas fueron conquistadas por los patriarcas en los albores de la civilización. El cambio del matriarcado al patriarcado y la adopción hipotética de la monogamia se consideró un salto adelante. [63] Sin embargo, cuando se descubrieron las primeras representaciones paleolíticas de humanos, las llamadas figurillas de Venus, que suelen presentar senos, nalgas y vulvas pronunciadas (áreas generalmente sexualizadas en la cultura occidental actual), inicialmente se interpretaron como pornográficas. en naturaleza. La primera Venus descubierta fue nombrada "Vénus impudique" ("Venus inmodesta") por el descubridor Paul Hurault, octavo marqués de Vibraye, porque carecía de ropa y tenía una vulva prominente. [29] El nombre "Venus", en honor a la diosa romana de la belleza, implica en sí mismo una función erótica.Tal patrón en la representación de la forma humana dio lugar a sugerencias de que las formas humanas eran generalmente pornografía para los hombres, lo que significa que los hombres eran los principales responsables de las obras de arte y la artesanía en el Paleolítico, mientras que las mujeres tenían la tarea de criar a los niños y varios trabajos domésticos. Esto equivaldría a un sistema social patriarcal. [64]

El modelo del matriarcado paleolítico fue adaptado por el prominente comunista Friedrich Engels, quien en cambio argumentó que las mujeres fueron despojadas del poder por los hombres debido a cambios económicos que solo podrían deshacerse con la adopción del comunismo (feminismo marxista). El primer sentimiento fue adoptado por el movimiento feminista de la primera ola, que atacó al patriarcado haciendo argumentos darwinistas de un supuesto estado natural igualitario o matrifocal de la sociedad humana en lugar de patriarcal, e interpretando las Venus como evidencia de la adoración de la diosa madre como parte de alguna religión matriarcal. En consecuencia, a mediados del siglo XX, las Venus se interpretaron principalmente como evidencia de algún culto a la fertilidad paleolítico. Tales afirmaciones se extinguieron en la década de 1970 cuando los arqueólogos se alejaron de los modelos altamente teóricos producidos por la generación anterior. A través del movimiento feminista de la segunda ola, la hipótesis de la religión matriarcal prehistórica fue impulsada principalmente por la arqueóloga lituano-estadounidense Marija Gimbutas. Sus interpretaciones del Paleolítico estuvieron particularmente involucradas en el movimiento de la Diosa. [63] También se han destacado argumentos igualmente fervientes contra la hipótesis del matriarcado, como el de 2000 de la erudita religiosa estadounidense Cynthia Eller El mito de la prehistoria matriarcal. [64]

Al observar el registro arqueológico, las representaciones de mujeres son marcadamente más comunes que de hombres. En contraste con las comunes Venus en el gravetiano, las representaciones gravetianas de hombres son raras y controvertidas, siendo la única confiable una estatuilla de marfil fragmentada de la tumba de un sitio pavloviano en Brno, República Checa (también es la única estatuilla encontrada en un Sepulcro paleolítico). Los grabados 2-D magdalenienses de hace 15 a 11 mil años representan hombres, indicados por un pene y vello facial erectos, aunque los perfiles de mujeres con un glúteo exagerado son mucho más comunes. [65] Hay menos de 100 representaciones de hombres en el registro arqueológico de la EEMH (de ellas, alrededor de un tercio están representadas con erecciones). [66] Por otro lado, la mayoría de las personas que recibieron un entierro (que puede haber estado relacionado con estatus social) eran hombres. [67] Anatómicamente, la robustez de las extremidades (que es un indicador de fuerza) entre hombres y mujeres EEMH no fueron consistentemente apreciablemente diferentes entre sí. Niveles tan bajos de dimorfismo sexual durante el Pleistoceno superior podrían significar potencialmente que la división sexual del trabajo, que caracteriza a las sociedades históricas (tanto agrícolas como de cazadores-recolectores), solo se convirtió en algo común en el Holoceno. [33]

Trading Editar

El Paleolítico Superior se caracteriza por la evidencia de rutas comerciales expansivas y las grandes distancias a las que las comunidades podrían mantener interacciones. El Paleolítico Superior temprano es especialmente conocido por sus estilos de vida altamente móviles, con grupos gravetianos (al menos los analizados en Italia y Moravia, Ucrania) que a menudo obtienen algunas materias primas a más de 200 km (120 millas). Sin embargo, se debate si esto representa un sesgo de la muestra y si Europa occidental y septentrional eran menos móviles. Algunas prácticas culturales, como la creación de figurillas de Venus o rituales de entierro específicos durante el Gravetiense, se extendían por 2000 km (1200 millas) por todo el continente. [33] La evidencia genética sugiere que, a pesar de la fuerte evidencia de transmisión cultural, los europeos gravetianos no se introdujeron en los siberianos, lo que significa que hubo un movimiento de ideas pero no de personas entre Europa y Siberia. [13] En el sitio rumano de Poiana Cireşului de 30.000 años de antigüedad, las conchas perforadas del Homalopoma sanguineum Se recuperaron caracoles de mar, lo cual es significativo ya que habita en el Mediterráneo a los 900 km más cercanos (560 millas) de distancia. [68] Tal interrelación puede haber sido una importante herramienta de supervivencia en lugar del clima en constante deterioro. Dada la baja densidad de población estimada, esto puede haber requerido un sistema de organización social intercontinental bastante complejo. [33]

Con el LGM y después, se cree que las densidades de población fueron mucho más altas con la marcada disminución de las tierras habitables, lo que resultó en más economías regionales. La disminución de la disponibilidad de tierra podría haber aumentado la distancia de viaje, ya que los refugios habitables pueden haber sido muy lejanos y pocos, y el aumento de la densidad de población dentro de estos pocos refugios habría hecho que los viajes de larga distancia fueran menos económicos. Esta tendencia continuó en el Mesolítico con la adopción del sedentarismo. [33] No obstante, hay alguna evidencia de rutas comerciales magdalenienses de larga distancia. Por ejemplo, en Lascaux, una pintura de un toro tenía restos del mineral de manganeso hausmannita, que solo se puede fabricar en temperaturas superiores a 900 ° C (1,650 ° F), lo que probablemente era imposible para EEMH, lo que significa que probablemente encontraron hausmannita que se sabe que se encuentra a 250 km (160 millas) de distancia en los Pirineos. A menos que hubiera una fuente de hausmannita mucho más cercana a Lascaux que desde entonces se ha agotado, esto podría significar que había una economía local basada en minerales de manganeso. Además, en Ekain, País Vasco, los habitantes estaban usando la lechada de mineral de manganeso localmente rara en sus pinturas, que posiblemente extrajeron de la cueva misma. [69] Sobre la base de la distribución de joyas de conchas marinas del Mediterráneo y el Atlántico incluso tierra adentro, puede haber existido una red durante el interestadial glacial tardío (hace 14 a 12 mil años) a lo largo de los ríos Rin y Ródano en Francia, Alemania y Suiza. [68]

Vivienda Editar

Los sitios de cuevas de EEMH a menudo presentan una organización espacial distinta, con ciertas áreas específicamente designadas para actividades específicas, como áreas de chimenea, cocinas, áreas de carnicería, áreas para dormir y pilas de basura. Es difícil saber si todo el material de un sitio se depositó aproximadamente al mismo tiempo o si el sitio se usó varias veces. [52] Se cree que EEMH era bastante móvil, indicado por la gran longitud de las rutas comerciales, y tal estilo de vida probablemente fue apoyado por la construcción de refugios temporales en ambientes abiertos, como cabañas. La evidencia de chozas se asocia típicamente con un hogar. [71]

Se cree que los pueblos magdalenienses, en especial, fueron altamente migratorios, siguiendo a los rebaños mientras repoblaban Europa, y varias cuevas y sitios al aire libre indican que el área fue abandonada y visitada con regularidad. El sitio de Peyre Blanque, Francia, de 19.000 años de antigüedad, y al menos el área de 260 km 2 (100 millas cuadradas) a su alrededor pueden haber sido revisados ​​durante miles de años. [71] En el Magdaleniense, las áreas rectangulares revestidas de piedra típicamente de 6 a 15 m 2 (65 a 161 pies cuadrados) se interpretaron como los cimientos o el piso de las cabañas. En Magdalenian Pincevent, Francia, se especuló que existían pequeñas viviendas circulares basadas en el espaciado de herramientas de piedra y huesos, que a veces presentaban un hogar interior, un área de trabajo o un espacio para dormir (pero no todos al mismo tiempo). Se identificó que una cabaña de 23.000 años del israelí Ohalo II había usado pastos como piso o posiblemente ropa de cama, pero no está claro si EEMH también cubrió sus cabañas con pasto o en su lugar usó pieles de animales. [72] Una losa de 13.800 años de Molí del Salt, España, tiene grabadas 7 figuras en forma de cúpula, que se postula que representan chozas temporales en forma de cúpula. [70]

Se han identificado más de 70 viviendas construidas por EEMH con huesos de mamut, principalmente de la llanura rusa, [73] posiblemente campamentos de caza semipermanentes. [74] Parece que construyeron tipis y yarangas. [75] Estos fueron construidos típicamente siguiendo el LGM después de hace 22.000 años por los pueblos Epi-Gravettian [76] La cabaña más antigua identificada proviene del sitio de Molodova I, Ucrania, que data de hace 44.000 años (lo que hace posible que fue construido por Neandertales). [77] Normalmente, estas cabañas miden 5 m (16 pies) de diámetro, o 4 m × 6 m (13 pies × 20 pies) si tienen forma ovalada. Las cabañas pueden ser tan pequeñas como 3 m × 2 m (9,8 pies × 6,6 pies). [75] Una de las chozas más grandes tiene un diámetro de 12,5 m (41 pies) - una choza de 25.000 años identificada en Kostenki, Rusia - y fue construida con 64 cráneos de mamut, pero dada la poca evidencia de ocupación, esto se postula haber sido utilizado para el almacenamiento de alimentos en lugar de como un espacio habitable. [76] Algunas cabañas han quemado huesos, lo que generalmente se ha interpretado como huesos utilizados como combustible para chimeneas debido a la escasez de leña y / o eliminación de desechos. Algunas cabañas, sin embargo, tienen evidencia de quema de leña, o una mezcla de quema de madera / hueso. [76]

Los cimientos de las cabañas de mamut generalmente se hicieron empujando una gran cantidad de cráneos de mamut en el suelo (más comúnmente, aunque no siempre, con los colmillos hacia arriba para posiblemente usarse como soportes adicionales), y las paredes colocando en el suelo omóplatos verticalmente. , pelvis, huesos largos, mandíbulas y columna. Los huesos largos se usaban a menudo como postes, comúnmente colocados en el extremo de otro hueso largo o en la cavidad donde solía estar el colmillo. [75] La cimentación puede haberse extendido hasta 40 cm (16 pulgadas) bajo tierra. En general, se construyeron varias cabañas en una localidad, colocadas a 1–20 m (3 pies 3 pulg. - 65 pies 7 pulg.) De distancia según la ubicación. Es posible que se hayan utilizado colmillos para hacer entradas, que se hayan quitado pieles para techar [73] y que el interior se haya sellado con loess excavado en pozos. Algunas decisiones arquitectónicas parecen haber sido puramente estéticas, se ven mejor en las 4 cabañas Epi-Gravetienses de Mezhyrich, Mezine, Ucrania, donde las mandíbulas se apilaron para crear un patrón de chevron o zigzag en 2 cabañas, y los huesos largos se apilaron para crear horizontales o líneas verticales en respectivamente 1 y 2 cabañas. El galón era un símbolo de uso común en la llanura rusa, pintado o grabado en huesos, herramientas, estatuillas y cráneos de mamut. [75]

Perros Editar

En algún momento, EEMH domesticó al perro, probablemente como resultado de una relación de caza simbiótica. La evidencia de ADN sugiere que los perros actuales se separaron de los lobos alrededor del comienzo de la LGM. Sin embargo, se han encontrado perros paleolíticos potenciales antes de esto, a saber, el perro Goyet de 36,000 años de Bélgica y el perro de Altai de 33,000 años de Siberia, lo que podría indicar que hubo múltiples intentos de domesticar lobos europeos. [78] Estos "perros" tenían una amplia gama de tamaños, desde más de 60 cm (2 pies) de altura en Europa del Este hasta menos de 30-45 cm (1 pie-1 pie 6 pulgadas) en Europa Central y Occidental, [79 ] y 32-41 kg (71-90 lb) en toda Europa. Estos "perros" se identifican por tener un hocico y un cráneo más cortos, y un paladar y una caja cerebral más anchos que los lobos contemporáneos. No obstante, un origen auriñaciense para la domesticación es controvertido. [80]

En el sitio de Předmostí de 27 a 24 mil años de antigüedad, República Checa, se identificaron 3 "perros" con el cráneo perforado (probablemente para extraer el cerebro), y 1 tenía un hueso de mamut en la boca. Los descubridores interpretaron esto como un ritual de entierro. [80] El perro Bonn-Oberkassel de Alemania de 14.500 años fue encontrado enterrado junto a un hombre de 40 años y una mujer de 25 años, así como rastros de hematita roja, y está genéticamente colocado como un antepasado en el presente. -perros de día. Fue diagnosticado con el virus del moquillo canino y probablemente murió entre las 19 y 23 semanas de edad. Habría requerido un gran cuidado humano para sobrevivir sin poder contribuir a nada, lo que sugiere que, en este punto, los humanos y los perros estaban conectados por lazos emocionales o simbólicos en lugar de una ganancia personal puramente materialista. [81]

Se presume que estos protoperros desempeñaron un papel vital en la caza, así como en los servicios domésticos, como el transporte de artículos o la vigilancia del campamento o los cadáveres, pero su utilidad exacta no está clara. [82]

Arte Editar

Cuando se descubrieron por primera vez ejemplos de arte del Paleolítico superior en el siglo XIX (objetos grabados), se asumió que eran "arte por el arte", ya que los pueblos del Paleolítico fueron ampliamente concebidos como salvajes incultos. Este modelo fue defendido principalmente por el arqueólogo francés Louis Laurent Gabriel de Mortillet. Luego, se descubrieron pinturas detalladas encontradas en las profundidades de las cuevas, siendo la primera la Cueva de Altamira, España, en 1879. El modelo de "arte por el arte" se desmoronó con el cambio de siglo a medida que se encontraron más ejemplos de arte rupestre en los llegar a lugares de Europa Occidental como Combarelles y Font-de-Gaume, para los que la idea de que fuera simplemente una actividad de ocio se hizo cada vez más insostenible. [83]

Arte rupestre Editar

EEMH es bien conocido por haber pintado o grabado diseños geométricos, plantillas a mano, plantas, animales y criaturas híbridas aparentemente humano / animal en las paredes de las cuevas en el interior de las cuevas. Por lo general, las mismas especies están representadas en cuevas que tienen ese arte, pero el número total de especies es bastante numeroso y, a saber, incluye criaturas como mamuts, bisontes, leones, osos e íbices. No obstante, algunas cuevas estaban dominadas por ciertas formas, como Grotte de Niaux, donde más de la mitad de los animales son bisontes. Las imágenes se pueden dibujar una encima de la otra. [83] Se encuentran en los huecos oscuros de las cuevas, y los artistas encendieron un fuego en el piso de la cueva o usaron lámparas portátiles de piedra para ver. Los materiales de dibujo incluyen carbón negro y crayones de ocre rojo y amarillo, pero estos, junto con una variedad de otros minerales, también se pueden moler en polvo y mezclar con agua para crear pintura. Es posible que se hayan usado rocas grandes y planas como paletas, y los pinceles pueden haber incluido cañas, cerdas y ramitas, y posiblemente se usó una cerbatana para rociar pintura en áreas menos accesibles. [84] Las plantillas de manos se pueden hacer sosteniendo la mano contra la pared y escupiendo pintura sobre ella (dejando una imagen negativa) o aplicando pintura en la mano y luego pegándola en la pared. A algunas plantillas de manos les faltan dedos, pero no está claro si al artista realmente le faltaba el dedo o simplemente lo excluyó de la plantilla. Generalmente se ha asumido que las huellas más grandes fueron dejadas por hombres y las más pequeñas por niños, pero la exclusión de las mujeres por completo puede ser improbable. [85] Aunque se han propuesto muchas hipótesis para el simbolismo del arte rupestre, todavía se debate por qué se crearon estas obras en primer lugar. [83]

Una de las primeras hipótesis con respecto a su simbolismo fue presentada por el historiador religioso francés Salomon Reinach quien supuso que, debido a que solo se representaban animales en las paredes de las cuevas, las imágenes representaban la veneración del tótem, en la que un grupo o un miembro del grupo se identifica con un determinado animal asociado con ciertos poderes, y honra o respeta a este animal de alguna manera, como no cazarlo. Si este fuera el caso, las comunidades EEMH dentro de una región se habrían subdividido en, por ejemplo, un "clan de caballos", un "clan de bisontes", un "clan de leones", etc. Esto pronto fue cuestionado ya que algunas cuevas contienen representaciones de animales heridos por proyectiles y, en general, están representadas varias especies. [83]

En 1903, Reinach propuso que el arte rupestre representaba magia simpática (entre la pintura y el tema de la pintura), y al dibujar un animal realizando algún tipo de acción, el artista creía que estaban ejerciendo esa misma acción sobre el animal. Es decir, al ser el dueño de la imagen, podrían dominar al propio animal. El modelo de la magia de la caza, y la idea de que el arte era mágico y utilitario en la sociedad EEMH, ganó mucha popularidad en las décadas siguientes. En este modelo, las presas herbívoras fueron representadas como heridas antes de una cacería para poder lanzar un hechizo sobre ellas, algunos animales fueron representados de manera incompleta para debilitarlos, los diseños geométricos eran trampas y los híbridos humanos / animales eran hechiceros vestidos como animales para ganar su poder, o eran dioses gobernando sobre los animales. Muchos animales fueron representados como completamente sanos e intactos, y a veces preñados, lo que este modelo interpreta como magia de fertilidad para promover la reproducción; sin embargo, si el animal era carnívoro, entonces este modelo dice que la representación sirvió para destruir al animal. A mediados del siglo XX, este modelo estaba siendo cuestionado debido a las pocas representaciones de animales heridos, la colección de huesos de animales consumidos en cuevas decoradas a menudo no coincidía con los tipos de animales representados en términos de abundancia y el modelo mágico no explica la mano. plantillas. [83]

Después de la década de 1960, iniciado por el historiador de arte germano-estadounidense Max Raphael, el estudio del arte rupestre adoptó un enfoque mucho más estadístico, analizando y cuantificando elementos como los tipos y distribución de los animales representados, la topografía de las cuevas y la morfología de las paredes de las cuevas. Con base en tales pruebas estructuralistas, los caballos y los bovinos parecen haber sido agrupados preferentemente juntos en una posición central, y tal organización binaria llevó a la sugerencia de que esto era un simbolismo sexual, y algunos animales e iconografía fueron designados por EEMH como machos o hembras. . Esta conclusión también ha sido fuertemente cuestionada, debido a la definición subjetiva de asociación entre dos animales diferentes, y al gran detalle en el que se representaron los animales, lo que permitió la identificación sexual (y además, la hipótesis de que se suponía que los bisontes eran femeninos contradice el hallazgo que muchos son hombres). [83]

También a finales del siglo XX, con la popularización de la hipótesis de que la EEMH practicaba el chamanismo, los híbridos humano / animal y los símbolos geométricos se interpretaron en este marco como las visiones que vería un chamán en trance (fenómenos entópticos). Los oponentes atacan principalmente las comparaciones hechas entre las culturas paleolíticas y las sociedades chamánicas actuales por ser de alguna manera inexactas. [83] En 1988, los arqueólogos David Lewis-Williams y Thomas Dowson sugirieron que los trances eran inducidos por plantas alucinógenas que contenían mescalina, LSD o psilocibina, pero la única planta europea que produce cualquiera de estos es el cornezuelo (que produce una sustancia que se utiliza para producir LSD). ), y no hay evidencia de que EEMH lo comiera a propósito. [86]


FUENTES

1. Temprana edad y educación. Las principales biografías de Newton son David Brewster, Memorias de la vida, escritos y descubrimientos de Isaac Newton, 2 vols. (Edimburgo, 1855 2a ed., 1860 repr. Nueva York, 1965), la mejor biografía de Newton, a pesar de su congestión para un correctivo, véase Augustus De Morgan, Ensayos sobre la vida y obra de Newton (Chicago-Londres, 1914) Louis Trenchard More, Isaac Newton (Nueva York-Londres, 1934 repr. Nueva York, 1962) y Frank E. Manuel, Un retrato de Isaac Newton (Cambridge, Massachusetts, 1968). De mayor valor es la "visión sinóptica" de la vida de Newton, págs.xxi – lxxxi, con documentos complementarios, en J. Edleston, ed., Correspondencia de Sir Isaac Newton y el profesor Cotes… (Londres, 1850 repr. Londres, 1969). En D. T. Whiteside, "Isaac Newton: Birth of a Mathematician", en D. T. Whiteside, se proporciona información complementaria sobre los estudios juveniles de Newton. Notas y registros. Real Sociedad de Londres, 19 (1964), 53–62, y "El maravilloso año de Newton: 1666 y todo eso", ibídem., 21 (1966), 32–41.

John Conduitt reunió recuerdos de Newton de Humphrey Newton, William Stukeley, William Derham, A. De Moivre y otros, que ahora se encuentran principalmente en la Colección Keynes, King's College, Cambridge. Muchos de estos documentos se han impreso en Edmund Turnor, Colecciones para la historia de la ciudad y Soke de Grantham (Londres, 1806). William Stukeley Memorias de la vida de Sir Isaac Newton (1752) fue editado por A. Hastings White (Londres, 1936).

Sobre la familia y los orígenes de Newton, véase C. W. Foster, "Sir Isaac Newton’s Family", en Informes y artículos de las sociedades de arquitectura del país de Lincoln, el país de York, los archidiáconos de Northampton y Oakham y el país de Leicester, 39 (1928-1929), 1-62. Los primeros cuadernos de Newton se encuentran en Cambridge en la Biblioteca de la Universidad, el Museo Fitzwilliam y la Biblioteca del Trinity College y en la Ciudad de Nueva York en la Biblioteca Morgan. Para este último, véase David Eugene Smith, "Two Unpublished Documents of Sir Isaac Newton", en W. J. Greenstreet, ed., Isaac Newton 1642-1727 (Londres, 1927), págs. 16 y sigs. Además, E. N. da C. Andrade, "Newton’s Early Notebook", en Naturaleza, 135 (1935), 360 George L. Huxley: "Dos estudios newtonianos: I.Newton’s Boyhood Interests", en Boletín de la biblioteca de Harvard, 13 (1959), 348–354 y A. R. Hall, "Sir Isaac Newton’s Notebook, 1661-1665", en Revista histórica de Cambridge, 9 (1948), 239-250. En otra parte, Andrade ha demostrado que Newton no escribió el poema, atribuido a él, sobre Carlos II, una conclusión apoyada por William Stukeley de 1752. Memorias de la vida de Sir Isaac Newton, A. Hastings White, ed. (Londres, 1936).

Sobre los primeros diagramas de Newton y su reloj de sol, véase Charles Turnor, "An Account of the Newtonian Dial Presented to the Royal Society", en Actas de la Royal Society, 5 (1851), 513 (13 de junio de 1844) y H. W. Robinson, "Nota sobre algunos dibujos geométricos recientemente descubiertos en la mampostería de Woolsthorpe Manor House", en Notas y registros. Real Sociedad de Londres, 5 (1947), 35–36. Para el catálogo de Newton de los "pecados", véase R. S. Westfall, "Short-writing and the State of Newton’s Conscience, 1662", en Notas y registros. Real Sociedad de Londres, 18 (1963), 10–16.

Sobre las primeras lecturas de Newton, véase R. S. Westfall, "The Foundations of Newton’s Philosophy of Nature", Revista británica de historia de la ciencia, 1 (1962), 171-182, repr. en forma algo amplificada en su Fuerza en la física de Newton. Sobre la lectura de Newton, ver más adelante I. B. Cohen, Introducción a los Principia de Newton (7) y vol. I de Whiteside's ed. de Newton Papeles matemáticos (3). Y, por supuesto, una fuente importante de información biográfica es la edición de la Royal Society de Newton's Correspondencia (II).

2. Profesor Lucasiano. Para conocer las principales fuentes relativas a este período de la vida de Newton, véase (1) más arriba, en particular Brewster, Cohen (Introducción), Edleston, Manuel, More, Whiteside (Papeles matemáticos) y Correspondencia.

Edleston (págs. Xci-xcviii) ofrece una "Tabla de conferencias de Newton como profesor lucasiano", con las fechas y las páginas correspondientes del manuscrito depositado y la edición publicada. para las conferencias sobre óptica (U.L.C. MS Dd. 9.67, depositado 1674 impreso en Londres, 1729) conferencias sobre aritmética y álgebra (U.L.C. MS Dd. 9.68 publicado por primera vez por Whiston, Cambridge, 1707) conferencias De motu corporum (U.L.C. MS Dd. 9.46), correspondiente Grosso modo to bk. Yo de la Principia a través de prop. 54 y finalmente De motu corporum liber secundus (U.L.C. MS Dd. 9.67) del cual se imprimió una versión más completa como De mundi systemate liber (Londres, 1728) —ver más abajo.

A excepción de las dos últimas, las conferencias depositadas son copias finales, completas con ilustraciones numeradas, como si estuvieran listas para la prensa o para cualquier lector que pudiera tener acceso a estos manuscritos. La Lectiones opticae existen en dos versiones de MS, una anterior, que Newton guardó (U.L.C. MS Add. 4002, en la mano de Newton), con una división por fechas bastante diferente a la de las conferencias depositadas, esto ha sido impreso en facs., con una intro. por D. T. Whiteside como La primera versión inédita de las Conferencias de Óptica de Cambridge de Isaac Newton 1670–1672 (Cambridge, 1973). Véase I. B. Cohen, Introducción, sup. III, "Conferencias de profesores de Newton", esp. págs. 303-306.

El EM depositado De motu corporum consta de hojas correspondientes a diferentes estados de composición de bk. Yo de la Principia el segundo estado (en la mano de Humphrey Newton, con adiciones y enmiendas de Isaac Newton) es casi el equivalente de la parte correspondiente de la MS de la Principia enviado a la impresora, pero el estado anterior es notablemente diferente y más primitivo. Ver I. B. Cohen, Introducción, sup. IV, págs. 310–321.

Edleston no incluyó la copia depositada de las conferencias de 1687, una copia fiel de sólo la primera parte de De motu corporum liber secundus (correspondiente a las primeras 27 secciones, aproximadamente la mitad de la copia de Newton de toda la obra, ULC MS Add.3990) se refirió a una copia de las conferencias depositadas hechas por Cotes (Trinity College Library, MS R. 19.39), en las que el resto del texto se añadió a partir de una copia del manuscrito completo que pertenece a Charles Morgan. Ver I. B. Cohen, Introducción, sup. III, págs. 306-308, y sup. VI, págs. 327–335. Este manuscrito, una versión temprana de lo que iba a ser reescrito como Liber tercio: sistema de mundi de los Principia, fue publicado en inglés (Londres, 1728) y en latín (Londres, 1728) ver I. B. Cohen, "Newton’s Sistema del Mundo," en Physis, 11 (1969), 152-166 e intro. repr. de los ingleses Sistema del mundo (Londres, 1969).

Los estatutos de la cátedra lucasiana (fechados el 19 de diciembre de 1663) están impresos en el apéndice de William Whiston Una cuenta de... [Su] enjuiciamiento y destierro De la Universidad de Cambridge (Londres, 1718) y son impresas de nuevo por D. T. Whiteside en Newton's Papeles matemáticos, III, xx-xxvii.

A menudo se supone, probablemente erróneamente, que Newton realmente leyó las conferencias que depositó, o que las conferencias depositadas son evidencia del estado de su conocimiento o su formulación de un tema dado en el momento de dar una conferencia en particular, porque el Los MSS pueden dividirse en conferencias fechadas, pero los estatutos requieren que las conferencias se vuelvan a escribir después de haber sido leídas.

Los manuscritos de los memorandos de Humphrey Newton se encuentran en la Colección Keynes, King's College, Cambridge (K. MS 135) y están impresos en David Brewster, Memorias, II, 91–98, y nuevamente en L. T. More, Isaac Newton, págs. 246-251.

La evidencia del plan de Newton de publicar un ed. de sus primeros trabajos de óptica, incluidas las letras en el Transacciones filosóficas, está en un conjunto de páginas impresas (posiblemente pruebas impresas) que forman parte de una impresión anotada de estas cartas, descubierta por D. J. de S. Price. Véase I. B. Cohen, "Versiones del primer artículo publicado de Isaac Newton con comentarios sobre ... una edición de sus primeros artículos sobre la luz y el color", en Archives internationales d'histoire des sciences, 11 (1958), 357–375 D. J. de S. Price, "Newton in a Church Tower: The Discovery of an Unknown Book by Isaac Newton", en Gaceta de la biblioteca de la Universidad de Yale, 34 (1960), 124-126 A. R. Hall, "Newton’s First Book", en Archives internationales d'histoire des sciences, 13 (1960), 39–61. El 5 de marzo de 1677, Collins le escribió a Newton que David Loggan “me informa que ha dibujado sus efigies para [producir] una escultura de las mismas que se añadirá a un libro de Light [& amp] Colors [& amp] Dioptricks que usted pretende publicar."

El análisis más reciente y detallado de la relación Newton-Fatio se da en Frank E. Manuel, Un retrato de Isaac Newton, cap. 9, “El mono de Newton: Fatio de Duillier” y cap. 10, "El año negro 1693". Para obtener detalles fácticos, consulte Newton, Correspondencia, III . El fallecido Charles A. Domson completó una tesis doctoral, “Nicolas Fatio de Duillier y los profetas de Londres: un ensayo sobre la interacción histórica de la filosofía natural y la creencia milenaria en la era de Newton” (Yale, 1972).

Los obsequios de Newton a la biblioteca del Trinity College se enumeran en un antiguo catálogo de MS de la biblioteca, véase I. B. Cohen: "Newton's Attribution of the First Two Laws of Motion to Galileo", en Atti del Symposium internazionale di storia, metodologia, logica e filosofia delta scienza: “Galileo nella storia e nella filosofia della scienza” (Florencia, 1967), págs. Xxii-xlii, esp. pp. xxvii-xxviii y n. 22.

3. Matemáticas. El trabajo principal para el estudio de las matemáticas de Newton es la ed. (para completar en 8 vols.) por D. T. Whiteside: Artículos matemáticos de Isaac Newton (Cambridge, 1967-). Whiteside también ha proporcionado un valioso par de introducciones a facs. repr. de las primeras traducciones de varios tratados de Newton, El MatemáticoObras de Isaac Newton, 2 vols. (Nueva York-Londres, 1964-1967) estas introducciones ofrecen un resumen admirable y conciso del desarrollo del pensamiento matemático de Newton y contienen notas bibliográficas sobre las impresiones y traducciones de los tratados reimpresos, abarcando De analista De quadratura Methodus fluxionum et serierum infinitarum Arithmetica universalis (basado en sus conferencias magistrales, depositadas en la Biblioteca de la Universidad) Enumeratio lineanun tertii ordinis y Methodus differentialis ("Fórmulas de interpolación de Newton"). También se puede dirigir la atención a varias otras publicaciones de Whiteside: "Isaac Newton: nacimiento de un matemático", en Notas y registros. Real Sociedad de Londres, 19 (1964), 53–62 "El maravilloso año de Newton: 1666 y todo eso", ibídem., 21 (1966), 32-41 "El descubrimiento de Newton del teorema general del binomio", en Gaceta matemática, 45 (1961), 175–180. (Vea otros artículos suyos citados en (6), (7), (8) a continuación).

Más información sobre los eds. y las traducciones de los escritos matemáticos de Newton pueden obtenerse de las bibliografías (Gray, Zeitlinger, Babson) citadas anteriormente (III). Varios tratados newtonianos aparecieron en Johann Castillon Opuscula ... (II), I, complementado por un ed en dos volúmenes. (Amsterdam, 1761) de Arithmetica universalis. El naturalista Buffon tradujo el Methodus fluxionum…(París, 1740), y James Wilso n respondió al prefacio de Buffon en un apéndice al vol. II (1761) de su propia ed. de Benjamin Robins " Tratados Matemáticos Estos dos trabajos dan una idea real de "lo que un estudiante interesado podría saber sobre los pensamientos privados de Newton". Véase también Pierre Brunet, "La noción de infini matemática chez Buffon", en Archeion, 13 (1931), 24–39 y Lesley Hanks, Buffon avant l ’" Histoire naturelle " (París, 1966), pt. 2, cap. 4 y aplicación. 4. Ed. De Horsley. de la Ópera de Newton (II) contiene algunos de los tratados matemáticos de Newton. Una versión moderna del Arithmetica universalis, con notas ampliadas y comentarios, ha sido publicado por A. P. Youschkevitch (Moscú, 1948). A. Rupert Hall y Marie Boas Hall han publicado el tratado de Newton de octubre de 1666, "para resolver problemas mediante el movimiento" (U.L.C. MS Add. 3458, fols. 49-63) en su Artículos científicos inéditos (II) ver también H. W. Turnbull, "El descubrimiento del cálculo infinitesimal", en Naturaleza, 167 (1951), 1048–1050.

Newton Correspondencia (II) contiene cartas y otros documentos relacionados con las matemáticas, con valiosas anotaciones de H. W. Turnbull y J. F. Scott. Ver, además, Turnbull's Los descubrimientos matemáticos de Newton (Londres-Glasgow, 1945), producido antes de que comenzara a editar el Correspondencia y, por tanto, presenta un punto de vista no confirmado por investigaciones posteriores. Carl B. Boyer se ha ocupado de Newton en Conceptos del cálculo (Nueva York, 1939 repr. 1949, 1959), cap. 5 "Newton como originador de coordenadas polares", en Mensual Matemática Estadounidense 56 (1949), 73–78 Historia de la geometría analítica(Nueva York, 1956), cap. 7 y Una historia de las matemáticas (Nueva York, 1968), cap. 19.

Otras obras secundarias son W. W. Rouse Ball, Breve reseña de la historia de las matemáticas, 4ª ed. (Londres, 1908), cap. 16, aún más útil es su A Historia del estudio de las matemáticas en Cambridge (Cambridge, 1889), cap. 4-6 J. F. Scott, A Historia de las Matemáticas (Londres, 1958), cap. 10, 11 y Margaret E. Baron, Los orígenes del cálculo infinitesimal (Oxford-Londres-Nueva York, 1969).

Algunos estudios especializados de valor son D. T. Whiteside, "Patterns of Mathematical Thought in the Later XVII Century", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 1 (1961), 179–388 W. W. Rouse Bali, "Sobre la clasificación de Newton de curvas cúbicas", en Actas de la London Mathematical Society, 22 (1891), 104-143, resumido en Bibliotheca matemática, n.s. 5 (1891), 35-40 Florian Cajori, "Fourier's Improvement of the Newton-Raphson Method of Approximation Anticipated by Mourraile", en Bibliotheca matemática, 11 (1910-1911), 132-137 "Nota histórica sobre el método de aproximación de Newton-Raphson", en Mensual Matemática Estadounidense, 18 (1911), 29–32 y A Historia de las concepciones de límites y fluxiones en Gran Bretaña de Newton a Woodhouse (Chicago-Londres, 1919) W. J. Greenstreet, ed., Isaac Newton 1642-1727 (Londres, 1927), incluidos DC Fraser, "Newton e interpolación" AR Forsyth, "El problema de Newton del sólido de menor resistencia" JJ Milne, "La contribución de Newton a la geometría de Conies" H. Hilton, "Newton en el plano cúbico Curves ”y JM Child,“ Newton y el arte del descubrimiento ”Duncan C. Fraser, Fórmulas de interpolación de Newton (Londres, 1927), repr. de Revista del Instituto de Actuarios, 51 (1918-1919), 77-106, 211-232 y 58 (1927), 53–95 C. R. M. Talbot, Enumeración de líneas de tercer orden de Sir Isaac Newton, generación de curvas por sombras, descripción orgánica de curvas y construcción de ecuaciones por curvas, trans, del latín, con notas y ejemplos (Londres, 1860) Florence N. David, “Mr. Newton, Mr. Pepys y Dyse ”, en Anales de la ciencia, 13 (1957), 137-147, sobre el lanzamiento de dados y la probabilidad Jean Pelseneer, "Une lettre inédite de Newton à Pepys (23 de diciembre de 1693)", en Osiris, 1 (1936), 497–499, sobre probabilidades J. M. Keynes, "A Mathematical Analysis by Newton of a Problem in College Administration", en Isis49 (1958), 174-176 Maximilian Miller, "Newton, Aufzahlung der Linien dritter Ordnung", en Wissenschaftliche Zeitschrift der Hochschule für Verkehrswesen Dresde, 1, no. I (1953), 5-32 "Newtons Differenzmethode", ibídem., 2, no. I (1954), 1-13 y Über die Analysis mit Hilfe unendlicher Reihen ”, ibídem., No. 2 (1954), 1-16 Oskar Bolza, "Bemerkungen zu Newtons Beweis seines Satzes über den Rotationskörper kleinsten Widerstandes", en Bibliotheca matemática 3er ser., 13 (1912–1913), 146–149.

Otros trabajos relacionados con las matemáticas de Newton se citan en (6) y (por la disputa con Leibniz sobre la prioridad en el cálculo) (10).

4. Óptica. Los eds. de El Opticks y Lectiones opticae se mencionan anteriormente (I) las dos versiones para MS de este último son U.L.C. MS Add. 4002, MS Dd.9.67. Una copia anotada de la 1ª ed. de El Opticks, utilizado por el impresor para la composición de la 2ª ed. todavía existe (U.L.C. MS Adv.b.39.3 — anteriormente MS Add. 4001). Para obtener información Cohen, Introducción a los Principia de Newton (7), pág. 34 y R. S. Westfall, "Newton’s Reply", págs. 83-84; los extractos están impresos con comentarios en la ed. De D. T. Whiteside. de Newton Papeles matemáticos (3). Hubo un tiempo en que Newton empezó a escribir un Fundamentum opticae, cuyo texto es fácilmente reconstructivo del MSS y que es una herramienta necesaria para un análisis completo de bk. Yo de la Opticks en el que su contenido se incorporó más tarde para la paginación, ver Papeles matemáticos (3), III, 552. Los estudiosos de Newton apenas conocen este trabajo.La mayoría de los MSS ópticos de Newton se ensamblan en la Biblioteca de la Universidad de Cambridge, como MS Add. 3970, pero otros escritos de MS aparecen en el Waste Book, correspondencia y varios cuadernos.

Entre la literatura más antigua, el libro de F. Rosenberger (VI) todavía puede estudiarse con provecho, y hay mucho que aprender de la presentación del siglo XVIII de Joseph Priestley sobre el desarrollo y el estado actual de los conceptos y las teorías de la luz y la visión. Véase también Ernst Mach, Los principios de la óptica física: un tratamiento histórico y filosófico, trad. de John S. Anderson y A. F. A. Young (Londres, 1926 repr. Nueva York, 1953) y Vasco Ronchi, La naturaleza de la luz: un estudio histórico, traducción de V. Barocas (Cambridge, Mass., 1970) - también 2 eds. en italiano y una traducción al francés de Juliette Taton.

Los MSS de Newton se han utilizado en A. R. Hall, "Newton's Notebook" (1), págs. 239-250 y en J. A. Lohne, "Newton's 'Proof' of * the Sine Law", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 1 (1961), 389–405 "Isaac Newton: The Rise of a Scientist 1661-1671", en Notas y registros. Real Sociedad de Londres, 20 (1965), 125-139 y "Experimentum crucis" ibídem., 23 (1968), 169-199. Véase también J. A. Lohne y Bernhard Sticker, Newtons Theorie der Prismenfarben, mit Überscizung y Erläutcrung der Abhandlung von 1672 (Munich, 1969) y R. S. Westfall, "The Development of Newton's Theory of Color", en Isis, 53 (1962), 339-358 "Newton y sus críticos sobre la naturaleza de los colores", en Archives internationales d'histoire des sciences, 15 (1962), 47–58 "La respuesta de Newton a Hooke y la teoría de los colores", en Isis, 54 (1963), 82-96 "Isaac Newton’s Colored Circles Twixt Two Contiguous Glasses", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 2 (1965), 181-196 y “Reflexiones inquietantemente intermitentes sobre adaptaciones de transmisión fácil [y de reflexión fácil]”, en Robert Palter, ed., El Annus Mirabilis (VI), págs. 88-104.

Los papeles ópticos de Newton (del Transacciones filosóficas y T, Birch's Historia de la Royal Society) son repr. en facs. en Papeles y cartas de Newton (1), con una introducción. por T. S, Kuhn. Véase también I. B. Cohen, "I prismi del Newton e i prismi deli’Algarotti", en Atti delta Fondazione “Giorgio Ronchi (Florencia), 12 (1957), 1-11 Vasco Ronehi, "I prismi del Newton’ del Museo Civico di Treviso ", ibídem, 12-28 y N. R. Hanson, "Waves, Particles, and Newton’s 'Fits'", en Revista de Historia de las Ideas, 21 (1960), 370–391. Sobre el trabajo de Newton sobre el color, véase George Biernson, "Why did Newton see Indigo in the Spectrum?" En Revista estadounidense de física40 (1972), 526-533 y Torger Holtzmark, "Newton’s Experimentum Crucis Reconsidered", ibídem., 38 (1970), 1229–1235.

Una descripción capaz del trabajo de Newton en óptica, en el contexto de su siglo, es A. I. Sabra, Teorías de la luz de Descartes a Newton (Londres, 1967), cap. 9-13. Una serie importante de estudios, basados ​​en un examen extenso del MSS, son Zev Bechler, "Newton’s 1672 Optical Controversies: A Study in the Grammar of Scientific Dissent", en Y. Elkana, ed., Algunos aspectos de la interacción entre ciencia y filosofía (Nueva York, en prensa) "Newton's Search for a Mechanistic Model of Color Dispersion: A Suggested Interpretation", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 11 (1973), 1-37 y un análisis del trabajo de Newton sobre aberración cromática en lentes (en prensa). Sobre el último tema, véase también D. T. Whiteside, Papeles matemáticos, III, pt. 3, esp. págs. 442–443, 512 513 (n. 61), 533 (n. 13) y 555–556 (n. 5–6).

5. Dinámica, astronomía y el nacimiento de los "Principia". Los documentos principales para el estudio de la dinámica de Newton han sido reunidos por A. R. y M. B. Hall (II) y por J. Herivel, El trasfondo de los Principia de Newton (Oxford, 1965) otros documentos importantes se imprimen (con ensayos históricos y críticos) en la edición de la Royal Society. de Newton Correspondencia (II) S. P. Rigaud, Ensayo histórico sobre la primera publicación de los Principia de Sir Isaac Newton (Oxford, 1838 repr., Con introducción de I. B. Cohen, Nueva York, 1972) W. W. Rouse Ball, Un ensayo sobre los Principia de Newton (Londres, 1893 repr. Con introducción de I. B. Cohen, Nueva York, 1972) e I. B. Cohen, Introducción (7).

Herivel analiza el desarrollo de los conceptos de dinámica de Newton (en Fondo, y en una serie de artículos resumidos en ese trabajo), en Rouse Ball's Ensayo, De I. B. Cohen Introducción, y en R. S. Westfall's Fuerza en la física de Newton (Londres-Nueva York, 1971). Sobre el concepto de inercia y las leyes del movimiento, véase I. B, Cohen, Transformaciones de ideas científicas: variaciones sobre temas newtonianos en la historia de la ciencia, The Wiles Lectures (Cambridge, en prensa), cap. 2 y "La segunda ley de Newton y el concepto de fuerza en el Principia " en R. Palter cd .. Annus mirabilis (VI), págs. 143-185 Alan Gabbey, "Fuerza e inercia en la dinámica del siglo XVII", en Estudios de Historia y Filosofía de la Ciencia, 2 (1971), 1-68 E. J. Aiton, The Teoría del vórtice de los movimientos planetarios (Londres-Nueva York, 1972) y A. R. Hall, "Newton sobre el cálculo de las fuerzas centrales", en Anales de la ciencia, 13 (1957), 62–71. El encuentro de Newton con Hooke en 1679 y su progreso desde la aproximación de Ward-Bullialdus a la ley del área se estudian en J. A. Lohne, "Hooke Versus Newton, an Analysis of the Documents in the Case of Free Fall and Planetary Motion", en Centauro, 7 (1960), 6–52 D. T. Whiteside, "Los primeros pensamientos de Newton sobre el movimiento planetario: una nueva mirada", en Revista británica de historia de la ciencia, 2 (1964), 117-137, "Newtonian Dynamics", en Historia de la ciencia, 5 (1966), 104-117, y "Before the Principia: The Maduring of Newton's Thoughts on Dynamical Astronomy, 1664-1684", en Revista de Historia de la Astronomía, 1 (1970), 5–19 A. Koyre, “Una carta inédita de Robert Hooke a Isaac Newton," en Isis, 43 (1952), 312-337, repr, en Koyre's Newtonian Studies (VI) y R. S. Westfall, "Hooke and the Law of Universal Gravitation", en Revista Británica de Historiade Ciencia, 3 (1967), 245-261. "Los antecedentes y el desarrollo temprano de la teoría de los cometas de Newton" es el título de un doctorado. tesis de James Alan Ruffner (Indiana Univ., mayo de 1966).

6. Matemáticas en los Principia. Las referencias para esta sección serán pocas, ya que los trabajos que tratan de la preparación de Newton para el Principia se enumeran en (5), y fuentes adicionales para el Principia en sí se dan en (7). Véase, además, Yasukatsu Maeyama, Hypothesen zur Planetentheorie des 17. Jahrhunderts (Frankfurt, 1971), y Curtis A. Wilson, "From Kepler’s Laws, So-called, to Universal Gravitation: Empirical Factors", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 6 (1970), 89–170.

Dos estudios académicos pueden elogiar especialmente nuestra atención: H. W. Turnbull, Descubrimientos matemáticos (3), de los cuales cap. 7 y 12 tratan específicamente de la Principia D. T. Whiteside, "Los principios matemáticos que subyacen a la Principia Mathematica ” en Revista de Historia de la Astronomía, 1 (1970), 116-138, de la cual la Universidad de Glasgow (1970) publicó una versión con menos anotaciones en forma de folleto. Véase también C. B. Boyer, Conceptos de cálculo y Historia (3) y J. F. Scott, Historia (3), cap. 11. En la edición de la Royal Society también aparecen valiosos documentos y comentarios. de Newton Correspondencia, De J. Herivel Fondo (5) y varios artículos, y D. T. Whiteside, Papeles matemáticos (3). Especialmente valiosos son tres comentarios: J. M. F. Wright, Un comentario sobre los Principia de Newton, 2 vols. (Londres, 1833 repr., Con introducción de I. B. Cohen, Nueva York, 1972) Henry Lord Brougham y E. J. Routh, Visión analítica de los Principia de Sir Isaac Newton (Londres, 1855 repr., Con introducción de I. B. Cohen, Nueva York, 1972) y Percival Frost, Principia de Newton, primer libro, secciones I., II., III., Con notas e ilustraciones (Cambridge, 1854, 5ª ed., Londres-Nueva York, 1900). En un post-Principia MS sobre dinámica, usando fluxiones, ver W. W. Rouse Ball, "A Newtonian Fragment Relating to Centripetal Forces" en Actas de la London Mathematical Society, 23 (1892), 226–231 A. R. y M. B. Hall, Artículos inéditos (II), págs. 65-68 y comentario de D. T. Whiteside, en Historia de la ciencia, 2 (1963), 129, n. 4.

7. Los Principia. Muchas de las principales fuentes para estudiar la Principia ya se han dado, en (5), (6), incluidas las obras de A. R. Hall y M. B. Hall, J. Herivel, R. S. Westfall y D. T. Whiteside. Información sobre la redacción del Principia y la evolución del texto se da en I. B. Cohen, Introducción a los Principia de Newton (Cambridge, 1971) y el 2 vol. ed. de El Principia con lecturas variantes, ed. por A. Koyré, I. B. Cohen y Anne Whitman (I). Algunas obras adicionales son R. S. Westfall, "Newton and Absolute Space", en Archives internationales d'histoire des sciences, 17 (1964), 121-132 Clifford Truesdell, "Un programa para redescubrir la mecánica racional de la era de la razón", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 1 (1960), 3-36, y "Reacciones de la mecánica del Barroco tardío al éxito, la conjetura, el error y el fracaso en Newton Principia, ”En Robert Palter, ed., El Annus Mirabilis (VI), págs. 192–232 — ambos artículos de Truesdeli son repr. en su Ensayos de historia de la mecánica (Nueva York-Berlín, 1968) E. J. Aiton, "El problema inverso de las fuerzas centrales", en Anales de la ciencia, 20 (1964), 81–99 J. A. Lohne, “The Increasing Corruption” (VI), esp. “5. La elipse planetaria del Principia"Y Thomas L. Hankins," La recepción de la segunda ley del movimiento de Newton en el siglo XVIII ", en Archives internationales d'histoire des sciences, 20 (1967), 43–65. Muy recomendable es L. Rosenfeld, "Newton and the Law of Gravitation", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 2 (1965), 365–386: véase también E. J. Aiton, "Newton’s Aether-Stream Hypothesis and the Inverse-Square Law of Gravitation", en Anales de la ciencia, 25 (1969), 255-260 y L. Rosenfeld, "Newton’s Views on Aether and Gravitation", en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 6 (1969), 29–37.

I. B. Cohen ha discutido algunos aspectos adicionales de Principia preguntas en las conferencias de Wiles (5) y un estudio de "La segunda ley de Newton" (5) y en "Isaac Newton Principia, las Escrituras y la Divina Providencia ”, en S. Morgenbesser, P. Suppes, y M. White, eds., Ensayos en honor a Ernest Nagel (Nueva York, 1969), págs. 523-548, esp. págs. 537 y sigs. y "Nueva luz sobre la forma de las definiciones I-II-VI-VII", donde se explora el concepto de "medida" de Newton. Sobre la incompatibilidad de la dinámica de Newton y las leyes de Galileo y Kepler, véase Karl R. Popper, "The Aim of Science", en Proporción, 1 (1957), 24–35 y 1. B. Cohen, "Newton’s Theories vs. Kepler's Theory", en Y. Elkana, ed., Algunos aspectos de la interacción entre ciencia y filosofía (Nueva York, en prensa).

8. Revisión de la Química Óptica (Las Consultas Posterior) y Teoría de la Materia.La doctrina de las consultas posteriores ha sido estudiada por F. Rosenberger, Newton und seine physikalischen Principien (VI), y por Philip E. B. Jourdain, en una serie de artículos titulados "La hipótesis de Newton sobre el éter y la gravitación ...", en El monista, 25 (1915), 79-106, 233-254, 418-440 y por I. B. Cohen en Franklin y Newton (VI).

Además de sus estudios de las consultas, Henry Guerlac ha analizado la filosofía de la materia de Newton, lo que sugiere una influencia de los experimentos eléctricos de Hauksbee en la formación del concepto posterior de éter de Newton. Ver su Newton et Epicure (París, 1963) "Francis Hauksbee: Experimentateur au profit de Newton", en Archives intemationales d’histoire des sciences, 17 (1963), 113-128 "Sir Isaac y el ingenioso Sr. Hauksbee", en Mélanges Alexandre Koyré: L’aventure de la science (París, 1964), págs. 228-253 y "Newton’s Optical Aether", en Notas y registros. Real Sociedad de Londres, 22 (1967), 45–57. Véase también Joan L. Hawes, "Newton and the‘ Electrical Attraction Unexcited ’" en Anales de la ciencia, 24 (1968), 121-130 "El renacimiento de Newton de la hipótesis del éter y la explicación de la atracción gravitacional", en Notas y Registros. Real Sociedad de Londres, 23 (1968), 200-212 y los estudios de Bechler enumerados anteriormente (4).

El carácter eléctrico del concepto de Newton de "spiritus" en el párrafo final del General Scholium ha sido revelado por A. R. y M. B. Hall, en Artículos inéditos (II). Sobre la teoría de la materia de Newton, véase Marie Boas [Hall], "Newton’s Chemical Papers", en Papeles y cartas de Newton (I), págs. 241–248 y A. R. Hall y M. B. Hall, "Newton’s Chemical Experiments", en Archives Internationales d'histoire des science, 11 (1958), 113-152 "Newton’s Mechanical Principles", en Revista de Historia de las Ideas, 20 (1959), 167-178 "Newton's Theory of Matter", en Isis, 51 (1960), 131-144 y "Newton and the Theory of Matter", en Robert Palter, ed., El Annus Mirabilis (VI), págs. 54-68.

Sobre la química y la teoría de la materia de Newton, véase además R. Kargon, El atomismo en Inglaterra, de Hariot a Newton (Oxford, 1966) A. Koyré, "Les Queries dc I’Optique", en Archives internationales d'histoire des sciences, 13 (1960), 15-29 T. S. Kuhn, "La 31ª consulta de Newton y la degradación del oro", en Isis, 42 (1951), 296-298, con discusión ibídem., 43 (1952), 123-124 J. E. McGuire, "Body and Void ..." en Archivo de Historia de las Ciencias Exactas, 3 (1966), 206–248 "Transmutation and Immutability", en Ambix, 14 (1967), 69-95 y otros artículos D. McKie, "Algunas notas sobre la filosofía química de Newton", en Revista filosófica, 33 (1942), 847–870 y J. R. Partington, Una historia de la química, II (Londres, 1961), 468–477, 482–485.

Para conocer las teorías de Newton sobre la química y la materia, y su influencia, véanse los libros de Hélène Metzger (VI), R. E. Schofield (VI) y A. Thackray (VI).

El resumen de Geoffroy ("extrait") del Opticks, presentado en reuniones de la Academia de Ciencias de París, se analiza en I. B. Cohen, "Isaac Newton, Hans Sloane y la Académic Royale des Sciences", en Mélanges Alexandre Koyré, I, L’aventure de la science (París, 1964), 61-116 sobre el acuerdo general de los newtonianos de que las consultas no consistían tanto en hacer preguntas como en responder a tales preguntas (y sobre la forma retórica de las consultas), véase I. B. Cohen, Franklin y Newton(VI), cap. 6.

9. Alquimia, teología y profecía. Cronología e Historia. Newton no publicó ensayos ni libros sobre alquimia. Su Se modificó la cronología de los reinos antiguos (Londres, 1728) también apareció en una versión abreviada (Londres, 1728). Su principal estudio de la profecía es Observaciones sobre las profecías de Daniel y el Apocalipsis de San Juan (Londres, 1733). Una selección de Manuscritos teológicos fue editado por H. McLachlan (Liverpool, 1950).

Para obtener detalles sobre los manuscritos teológicos de Newton y los manuscritos relacionados con la cronología, ver ve. VII-VIII del catálogo de la venta de Sotheby de los papeles de Newton (IV) para otros eds. de El Cronología y el Observaciones ver la bibliografía Grey y el catálogo de la Colección Babson (III) . No hay un análisis de los escritos teológicos de Newton basado en un análisis completo de los manuscritos ver R. S. Westfall, Ciencia y religión en la Inglaterra del siglo XVII (New Haven, 1958), cap. 8 F. E. Manuel, El siglo XVIII se enfrenta a los dioses (Cambridge, 1959), cap. 3 y George S. Brett, "El lugar de Newton en la historia del pensamiento religioso", en F. E. Brasch, ed., Sir Isaac Newton (VI), págs. 259-273. Para los estudios cronológicos y afines de Newton, véase F. E. Manuel, Isaac Newton, Historian (Cambridge, 1963).

En alquimia, el catálogo de las rebajas de Sotheby es sumamente esclarecedor.Se pueden encontrar manuscritos importantes y libros alquímicos anotados en la Colección Keynes (King's College, Cambridge) y en la Biblioteca Burndy y la Universidad de Wisconsin, M.I.T. y el Instituto Babson. Un importante estudio académico de la alquimia y el hermetismo de Newton, basado en un extenso estudio de Newton MSS, es P. M. Rattansi, "Newton’s Alchemical Studies", en Allen G. Debus, ed., Ciencia, medicina y sociedad en el Renacimiento: ensayos para honrar a Walter Pagel, II (Nueva York, 1972), 167–182 ver también R. S. Westfall, "Newton and the Hermetic Tradition", ibídem., págs. 183–198.

Sobre Newton y la tradición de los antiguos, y la inclusión prevista en el Principia de referencias a una antigua tradición de sabiduría, véase I. B. Cohen, "'Quantum in se est': Newton's Concept of Inertia in Relation to Descartes and Lucretius", en Notas y registros. Real Sociedad de Londres19 (1964), 131-155 y esp. J. E. McGuire y P. M. Rattansi, "Newton and the 'Pipes of Pan'", ibídem., 21 (1966), 108-143 también J. E. McGuire, "Transmutation and Immutability", en Ambix, 14 (1967), 69–95. Sobre alquimia, véase R. J. Forbes, "Was Newton an Alchemist?" En Quimia, 2 (1949), 27–36 F. Sherwood Taylor, "An Alchemical Work of Sir Isaac Newton", en Ambix, 5 (1956), 59–84 E. D. Geoghegan, "Algunas indicaciones de la actitud de Newton hacia la alquimia", ibídem., 6 (1957), 102-106 y A. R. y M. B. Hall, "Newton’s Chemical Experiments", en Archives Internationales d'histoire des sciences, 11 (1958), 113–152.

Mary Hesse expresa un punto de vista saludable, "Hermetismo e historiografía: una apología para la historia interna de la ciencia", en Roger H. Stuewer, ed., Perspectivas históricas y filosóficas de la ciencia, vol. V of Minnesota Studies in the Philosophy of Science (Minneapolis, 1970), 134-162. Pero ver también P. M. Rattansi, "Algunas evaluaciones de la razón en la filosofía natural de los siglos XVI y XVII", en Mikuláš Teich y Robert Young, eds., Perspectivas cambiantes en la historia de la ciencia, ensayos en honor a Joseph Needham (Londres, 1973), págs. 148-166.

10. Los años de Londres: la Casa de la Moneda, la Royal Society, peleas con Flamsteed y con Leibniz. Sobre la vida de Newton en Londres y los asuntos de la casa de la moneda, véanse las biografías de More y Brewster (1), complementadas por Manuel Retrato (1). De especial interés son Augustus De Morgan, Newton: su amigo y su sobrina (Londres, 1885) y Sir John Craig, Newton en la Casa de la Moneda (Cambridge, 1946). Sobre la disputa con Flamsteed, ver Francis Baily, Un relato del Rev d. John Flamsteed (Londres, 1835 sup., 1837 repr. Londres, 1966) las biografías antes mencionadas de Newton y Newton Correspondencia (II). Sobre la controversia con Leibniz, ver el Commercium epistolicum(I). Los manuscritos de Newton sobre esta controversia (U.L.C. MS Add. 3968) nunca se han analizado completamente, pero ver Augustus De Morgan, "On the Additions Made to the Second Edition of the Commercium epistolicum ” en Revista filosófica, 3er ser., 32 (1848), 446–456 y “Sobre la autoría del relato del Commercium epistolicum, Publicado en el Transacciones filosóficasibídem., 4ª ser., 3 (1852), 440–444. La edición más reciente. de La correspondencia Leibniz-Clarke fue editado por H. G. Alexander (Manchester, 1956).

11.La filosofía de Newton: las reglas de la filosofía, el escolio general, las preguntas de la óptica. Entre los muchos libros y artículos sobre la filosofía de Newton, se recomiendan los de Rosenberger, Bloch y Koyré (VI). Sobre la evolución del Escolio General, véase A. R. y M. B. Hall, Artículos inéditos (II), pt. IV, intro y sec. 8 y 1. B. Cohen, Transformaciones de ideas científicas (The Wiles Lectures, en prensa) (5) y "Hypotheses in Newton's Philosophy", en Physis,8 (1966), 163–184.

Los otros estudios de la filosofía de Newton son demasiado numerosos para enumerar aquí los autores incluyen a Gerd Buchdahl, Ernst Cassirer, A. C. Crombie, N. R. Hanson, Ernst Mach, Jürgen Mittelstrass, John Herman Randall, Jr., Dudley Shapere, Howard Stein y E. W. Strong.