Astronomía

¿Este objeto es Marte?

¿Este objeto es Marte?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Decidí probar el modo Astrofotografía en mi teléfono. Al mirar la imagen, vi un objeto que no noté en ese momento.

¿Cuál es el círculo azul a la derecha de la Luna y justo en la esquina superior derecha del agujero entre las nubes?


Traté de mirar un planetario (hora y lugar incluidos, sin idea del acimut). No pude encontrar un planeta mirando en esta dirección.

Según esto (si lo entiendo correctamente) el único planeta visible en ese momento y ubicación debería haber sido Marte.


¿Este objeto es Marte?

Estoy bastante seguro de que esto es un simple destello de lente.

Si bien las superficies de las lentes de las cámaras tienen revestimientos antirreflejos que reducen considerablemente los reflejos, no son perfectas. Un pequeño punto muy brillante como el Sol o la Luna o una farola brillante dará como resultado imágenes casi en espejo opuestas al centro de la imagen.

Análisis de esta respuesta:

Aquí usé este efecto a propósito para reducir el brillo del Sol parcialmente eclipsado antes de que se convirtiera en anular. Eclipse solar del 14 de diciembre de 2020):

imagen completa:

haga clic para ampliar


Theia (planeta)

Theia es un antiguo planeta hipotético en el Sistema Solar temprano que, según la hipótesis del impacto gigante, chocó con la Tierra primitiva hace unos 4.500 millones de años, y parte de los escombros eyectados resultantes se reunieron para formar la Luna. [1] [2]

Además de explicar la gran luna de la Tierra, la hipótesis de Theia también puede explicar por qué el núcleo de la Tierra es más grande de lo que se esperaría para un cuerpo del tamaño del núcleo y el manto de Theia mezclados con el núcleo y el manto de la Tierra. [3]

Según una versión de la hipótesis, Theia era un troyano terrestre del tamaño de Marte, con un diámetro de aproximadamente 6,102 km (3,792 millas). Evidencia adicional publicada en 2019 sugiere que Theia podría haberse formado en el Sistema Solar exterior en lugar del Sistema Solar interior, y que gran parte del agua de la Tierra se originó en Theia. [4]


Contenido

Se puede considerar que el universo tiene una estructura jerárquica. [2] En las escalas más grandes, el componente fundamental del ensamblaje es la galaxia. Las galaxias están organizadas en grupos y cúmulos, a menudo dentro de supercúmulos más grandes, que se colocan a lo largo de grandes filamentos entre vacíos casi vacíos, formando una red que se extiende por todo el universo observable. [3]

Las galaxias tienen una variedad de morfologías, con formas irregulares, elípticas y en forma de disco, dependiendo de su formación e historias evolutivas, incluida la interacción con otras galaxias, lo que puede conducir a una fusión. [4] Las galaxias de disco comprenden galaxias lenticulares y espirales con características, como brazos espirales y un halo distintivo. En el núcleo, la mayoría de las galaxias tienen un agujero negro supermasivo, que puede resultar en un núcleo galáctico activo. Las galaxias también pueden tener satélites en forma de galaxias enanas y cúmulos globulares. [5]

Los componentes de una galaxia se forman a partir de materia gaseosa que se ensambla a través de la auto-atracción gravitacional de manera jerárquica. En este nivel, los componentes fundamentales resultantes son las estrellas, que normalmente se ensamblan en cúmulos de las diversas nebulosas en condensación. [6] La gran variedad de formas estelares está determinada casi en su totalidad por la masa, composición y estado evolutivo de estas estrellas. Las estrellas se pueden encontrar en sistemas de estrellas múltiples que orbitan entre sí en una organización jerárquica. Un sistema planetario y varios objetos menores, como asteroides, cometas y escombros, pueden formarse en un proceso jerárquico de acreción a partir de los discos protoplanetarios que rodean las estrellas recién formadas.

Los diversos tipos distintivos de estrellas se muestran en el diagrama de Hertzsprung-Russell (diagrama H-R), un gráfico de la luminosidad estelar absoluta frente a la temperatura de la superficie. Cada estrella sigue una trayectoria evolutiva a lo largo de este diagrama. Si esta pista lleva a la estrella a través de una región que contiene un tipo de variable intrínseca, entonces sus propiedades físicas pueden hacer que se convierta en una estrella variable. Un ejemplo de esto es la franja de inestabilidad, una región del diagrama H-R que incluye las variables Delta Scuti, RR Lyrae y Cepheid. [7] La ​​estrella en evolución puede expulsar una parte de su atmósfera para formar una nebulosa, ya sea de manera constante para formar una nebulosa planetaria o en una explosión de supernova que deja un remanente. Dependiendo de la masa inicial de la estrella y la presencia o ausencia de un compañero, una estrella puede pasar la última parte de su vida como un objeto compacto, ya sea una enana blanca, una estrella de neutrones o un agujero negro.

Las definiciones de la IAU de planeta y planeta enano requieren que un cuerpo astronómico en órbita solar haya pasado por el proceso de redondeo para alcanzar una forma aproximadamente esférica, un logro conocido como equilibrio hidrostático. La misma forma esferoidal se puede ver desde planetas rocosos más pequeños como Marte hasta gigantes gaseosos como Júpiter.

La IAU clasifica a cualquier cuerpo natural en órbita solar que no haya alcanzado el equilibrio hidrostático como un cuerpo pequeño del Sistema Solar (SSB). Estos vienen en muchas formas no esféricas que son masas grumosas acumuladas al azar por el polvo que cae y la roca no cae suficiente masa para generar el calor necesario para completar el redondeo. Algunos SSSB son solo colecciones de rocas relativamente pequeñas que se mantienen débilmente una al lado de la otra por la gravedad, pero que en realidad no están fusionadas en un solo lecho rocoso grande. Algunos SSSB más grandes son casi redondos pero no han alcanzado el equilibrio hidrostático. El pequeño cuerpo del Sistema Solar 4 Vesta es lo suficientemente grande como para haber experimentado al menos una diferenciación planetaria parcial.

Las estrellas como el Sol también son esferoidales debido a los efectos de la gravedad en su plasma, que es un fluido que fluye libremente. La fusión estelar en curso es una fuente de calor mucho mayor para las estrellas en comparación con el calor inicial liberado durante la formación.

La siguiente tabla enumera las categorías generales de cuerpos y objetos por su ubicación o estructura.


Objeto B

¿Alguien tiene información sobre el satélite japonés (?) Llamado Objeto B? No he podido averiguar mucho al respecto.

# 2 happyimpet

Extraño, hice clic en su enlace y pasará por encima de mi cabeza a una altitud de 89 grados ni literalmente 5 minutos. ¡Y apuesto a que pasa directamente por mi sub de NGC3310!

# 3 photoracer18

Es chino. Podría ser un asiento militar.

# 4 Dave Mitsky

Es chino. Podría ser un asiento militar.

Según los datos de Heavens Above, es japonés.

OBJETO-B - Información de satélite Inicio | Pases | Órbita | Encuentros cercanos

Designacion
Número de catálogo de Spacetrack 40382
ID COSPAR 2015-004-B
Nombre en el catálogo de Spacetrack H-2A R / B

Órbita 414 x 427 km, 97,0 °
Categoría desconocida
País / organización de origen Japón
Brillo intrínseco (magnitud) 2,7 (a 1000 km de distancia, 50% iluminado)
Brillo máximo (magnitud) -1,1 (en el perigeo, 100% iluminado)

Fecha (UTC) 01 de febrero de 2015 01:21
Sitio de lanzamiento del Centro Espacial Tanegashima,
Japón
Vehículo de lanzamiento H-IIA

# 5 t_image

enviado PM ya que la discusión pública de la carga útil asociada viola los términos CN.

# 6 CMDRExorcista

Extraño. Algunos sitios dicen que es japonés, pero la mayoría dice que es chino. Quizás esté teniendo una crisis de identidad.

# 7 rhetfield

Parece haber al menos 3 números de identificación de norad enumerados como "Objeto B". El tercero figura como ruso. ¿Podría el "objeto B" ser un nombre de marcador de lugar para cosas que aún no se nombran oficialmente?

# 8 Dave Mitsky

El Objeto B en este caso es un cuerpo de cohete japonés. No tengo idea de por qué Heavens Above lo llama Objeto B.

# 9 Dave Mitsky

El cielo estaba mayormente nublado, pero pude captar el final de un pase brillante del Objeto B desde mi casa esta noche usando Canon IS 15x50s.

# 10 espada

Parece haber al menos 3 números de identificación de norad enumerados como "Objeto B". El tercero figura como ruso. ¿Podría el "objeto B" ser un nombre de marcador de lugar para cosas que aún no se nombran oficialmente?

Puede ser un término para un objeto a corto plazo, o quizás "B" como en Booster.

# 11 Dave Mitsky

Me han informado que B significa sin datos de identificación.

# 12 Dave Mitsky

Aunque las condiciones eran bastante malas, pude observar el Objeto B nuevamente el jueves por la noche usando mi Canon IS 15x50s. Al igual que con otros pasos recientes, apareció cerca de Sirio y se dirigió hacia el noroeste a través de Orión. Pude ver el Objeto B cuando apareció en la parte inferior derecha de Sirius y lo seguí hasta que fue tragado por las nubes. Este pase fue mucho más tenue que el del miércoles por la noche.

# 13 Dave Mitsky

A pesar de la luz de la luna brillante y la transparencia mediocre, pude barrer el Objeto B nuevamente esta noche con la Canon IS 15x50s. Pasó al sur de la Luna, Pollux y Castor.

# 14 Hax

# 15 t_image

Puede ser un término para un objeto a corto plazo, o quizás "B" como en Booster.

¿Qué pasó con el objeto A?

Puede ser útil leer las "instrucciones". Ø Nhà.

# 1 NORAD, la Fuerza Espacial de EE. UU., Etc., dedica mucho esfuerzo a rastrear objetos para la Conciencia de la Situación Espacial para que los objetos no choquen entre sí como sucedió antes de crear un montón de otros pequeños bits que podrían crear una cascada interminable que destruye muchos activos en órbita terrestre baja. ¿Mostrarme una transacción bancaria moderna que no dependa de una marca de tiempo creada sin el uso de satélites en órbita? Piense que COVID es malo, considere nuestras cómodas vidas cambiadas por la falta de satélites.

# 2 NORAD emite un número de identificación de ahora 5 dígitos algún tiempo después del lanzamiento.

# Los objetos japoneses en cuestión se lanzaron en 2015.

De hecho, fueron el cuarto lanzamiento ese año.

# 3 El número Spacetrak de NORAD para el objeto principal lanzado fue 40381. Observe que el Obj. B es 40382.

Curiosamente, el próximo artículo lanzado es 40384.

para 2015-004, se identificaron inicialmente 3 objetos.

En este momento, 40382 figura como R / B, la abreviatura oficial de cohete propulsor.

Podría haber jurado que 40383 figuraba como R / B cuando miré el otro día,

tal vez ellos (h-a) están leyendo este hilo y actualizado?

La buena noticia es que no hay eventos de colisión cercana a corto plazo predichos por


Objeto más grande que Plutón descubierto, llamado décimo planeta

Los astrónomos han descubierto un objeto en nuestro sistema solar que es más grande que Plutón. Lo llaman el décimo planeta, pero esa afirmación ya está en disputa.

El tamaño del nuevo mundo no está en juego. Pero la definición misma de planeidad lo es.

Anuncio hecho apresuradamente después de que el sitio web del descubridor fue pirateado

Si es un planeta, no es el número 10, dicen otros astrónomos

A continuación: ¿objetos del tamaño de Marte?

Los astrónomos aficionados pueden observar 2003 UB313

Es la primera vez que se encuentra un objeto tan grande en nuestro sistema solar desde el descubrimiento de Plutón hace 75 años.

El anuncio, realizado hoy por Mike Brown de Caltech, se produjo pocas horas después de que otro objeto recién descubierto, un poco más pequeño que Plutón, fuera revelado en un día muy confuso para los astrónomos y los medios de comunicación.

El nuevo objeto, llamado temporalmente 2003 UB313, está aproximadamente tres veces más lejos del Sol que Plutón.

"Definitivamente es más grande que Plutón", dijo Brown, profesor de astronomía planetaria. El objeto es redondo y podría ser hasta dos veces más grande que Plutón, dijo Brown a los reporteros en una teleconferencia organizada por la NASA apresuradamente el viernes por la noche.

Su mejor estimación es que tiene 2100 millas de ancho, aproximadamente 1-1 / 2 veces el diámetro de Plutón.

El objeto está inclinado 45 grados con respecto al plano principal del sistema solar, donde orbitan la mayoría de los otros planetas. Por eso eludió el descubrimiento: nadie estaba mirando allí hasta ahora, dijo Brown.

Algunos astrónomos lo ven como un objeto del Cinturón de Kuiper y no como un planeta. El cinturón de Kuiper es una región de objetos congelados más allá de Neptuno.

Plutón es llamado un objeto del Cinturón de Kuiper por muchos astrónomos. El propio Brown ha defendido en el pasado la degradación de Plutón del estatus de planeta, debido a su diminuto tamaño y su órbita excéntrica e inclinada.

Pero hoy dio una nota diferente.

"Plutón ha sido un planeta durante tanto tiempo que el mundo se siente cómodo con eso", dijo Brown en la teleconferencia. "Me parece una extensión lógica que cualquier cosa más grande que Plutón y más lejos sea un planeta".

Ofreciendo una justificación adicional, Brown dijo que 2003 UB313 parece estar cubierto de hielo de metano, al igual que Plutón. Sin embargo, ese no es el caso con otros objetos grandes del Cinturón de Kuiper.

"Este objeto pertenece a una clase muy parecida a Plutón", dijo.

La NASA apoyó efectivamente la idea en una declaración oficial que se refirió a 2003 UB313 como el décimo planeta.

Sin embargo, en los últimos años, se ha encontrado un grupo de objetos de aproximadamente la mitad a las tres cuartas partes del tamaño de Plutón.

Brian Marsden, que dirige el Minor Planet Center, donde se recopilan datos sobre objetos como este, dice que si Plutón es un planeta, entonces otros objetos redondos casi tan grandes como Plutón deberían llamarse planetas. En esa lógica, 2003 UB313 quizás sería un planeta, pero tendría que alinearse detrás de un puñado de otros que fueron descubiertos previamente.

"No lo llamaría el décimo planeta", dijo Marsden. SPACE.com.

Alan Boss, un teórico de la formación de planetas en el

"Llamarlos simplemente planetas es una injusticia para los grandes del sistema solar", dijo Boss en una entrevista telefónica.

La definición misma de lo que constituye un planeta está siendo debatida actualmente por Boss y otros en un grupo de trabajo de la Unión Astronómica Internacional. Boss dijo que el grupo no ha llegado a un consenso después de seis meses de discusión.

En realidad, el debate se remonta a más de cinco años y se basa en el hecho de que los astrónomos nunca han tenido una definición para la palabra "planeta", porque los nueve que conocíamos parecían obvios.

"Este descubrimiento probablemente reavivará un debate saludable sobre qué es y qué no es un planeta", dijo Boss.

A continuación: ¿objetos del tamaño de Marte?

Alan Stern, del Southwest Research Institute y líder de la misión New Horizons de la NASA a Plutón, predijo a principios de la década de 1990 que habría 1.000 Plutos por ahí. También ha sostenido, basándose en modelos informáticos, que debería haber mundos del tamaño de Marte ocultos en los rincones más lejanos de nuestro sistema solar e incluso posiblemente otros mundos tan grandes como la Tierra.

En una entrevista telefónica después del anuncio del viernes, Stern, que no participó en el descubrimiento, dijo que respalda esas predicciones y espera que se encuentren objetos del tamaño de Marte en las próximas décadas.

"Encuentro que esto es muy satisfactorio", dijo Stern sobre 2003 UB313. "Es algo que hemos estado buscando durante mucho tiempo".

Sin embargo, Stern no llegó a llamarlo uno de los mayores descubrimientos en astronomía, porque lo ve como uno más de los muchos hallazgos de objetos en este rango de tamaño. El año pasado, por ejemplo, el equipo de Brown encontró Sedna, que es aproximadamente tres cuartas partes del tamaño de Plutón. Otros incluyen 2004 DW y Quaoar.

Stern ve el sistema solar exterior como un ático lleno de objetos por descubrir.

"Ahora tenemos la tecnología para verlos", dijo. "Apenas estamos rascando la superficie".

El nuevo mundo está a unas 97 unidades astronómicas del Sol. Una unidad astronómica es la distancia entre el Sol y la Tierra. Se convierte en el objeto más lejano del sistema solar y el tercero más brillante de los objetos del cinturón de Kuiper.

Es más frío que Plutón y "no es un lugar muy agradable para estar".

Fue encontrado usando el Telescopio Samuel Oschin en el Observatorio Palomar.

Los astrónomos del patio trasero con grandes telescopios, algo de experiencia y un mapa pueden ser capaces de detectar 2003 UB313.

Brown dijo que será un objeto muy emocionante de explorar, ya que tanto los profesionales como los aficionados tienen acceso a él.

"Será visible durante los próximos seis meses y actualmente está casi directamente en el cielo del este de la madrugada, en la constelación de Cetus", dice Brown, quien hizo el descubrimiento con sus colegas Chad Trujillo, del Observatorio Gemini, y David Rabinowitz. , de la Universidad de Yale, el 8 de enero.

El equipo esperaba analizar más los datos antes de anunciar el planeta, pero se vieron obligados a hacerlo el viernes por la noche porque se había filtrado la noticia, dijo Brown.

"Alguien hackeó nuestro sitio web", dijo, y "estaban planeando hacer públicos [los datos]".

Brown y Trujillo fotografiaron por primera vez el nuevo planeta con el telescopio Samuel Oschin de 48 pulgadas el 31 de octubre de 2003. Sin embargo, el objeto estaba tan lejos que no se detectó su movimiento hasta que volvieron a analizar los datos en enero de este año. En los últimos siete meses, los científicos han estado estudiando el planeta para estimar mejor su tamaño y sus movimientos.

Los científicos infieren el tamaño de un objeto del sistema solar por su brillo y distancia. Sin embargo, se desconoce la reflectividad del nuevo planeta, razón por la cual la estimación de su diámetro varía de una a dos veces el tamaño de Plutón. Pero esas limitaciones están bien respaldadas por los datos, dijo Brown.

"Incluso si reflejara el 100 por ciento de la luz que lo alcanza, aún sería tan grande como Plutón", dice Brown. "Yo diría que es probablemente una vez y media el tamaño de Plutón, pero aún no estamos seguros del tamaño final. Pero estamos 100 por ciento seguros de que este es el primer objeto más grande que Plutón jamás encontrado en el exterior solar. sistema."

El límite de tamaño superior está limitado por los resultados del telescopio espacial Spitzer, que registra el calor en forma de luz infrarroja. Debido a que el Spitzer no puede detectar el nuevo planeta, el diámetro total debe ser menos del doble del tamaño de Plutón, dijo Brown.

Brown ha apostado durante cinco años con un amigo a que se encontraría un objeto más grande que Plutón el 1 de enero de este año. 2003 UB313 fue visto el 8 de enero.

"Mi primera reacción fue, 'oh, perdí la apuesta por siete días'", dijo.

El equipo de Brown ha presentado una propuesta de nombre a la Unión Astronómica Internacional y ha optado por no divulgarla hasta que ese organismo tome una decisión.


Este es un pozo colapsado en Marte, no un grano

Marte ha aparecido mucho en las noticias últimamente, y por una buena razón. Con el aterrizaje histórico del Perseverance Rover a principios de año y el exitoso vuelo de Ingenuity, el primer avión en volar en otra atmósfera, esta mañana (19 de abril de 2021), no faltan historias emocionantes de brillantez técnica. de las maravillas construidas por humanos que exploran el planeta rojo. Muy por encima del valiente helicóptero, el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) inspecciona el paisaje marciano a gran escala. Una imagen de deformación cerebral publicada por el Experimento científico de imágenes de alta resolución (HiRISE), una potente cámara a bordo del MRO, muestra un pozo hundido en la región polar del planeta. Desde la perspectiva de gran altitud del orbitador, es fácil para la mente deformar la depresión cóncava en un grano polar marciano convexo, parecido al acné.

El equipo de HiRISE conoce la latitud, longitud y altitud de MRO para todas sus imágenes. Ven el ángulo del sol para el área objetivo, en este caso, un mínimo de 8 ° sobre el horizonte. Esto significa que pueden usar la ubicación de las sombras en la imagen para determinar que el patrón circular en los depósitos en capas de minerales y hielos (probablemente tanto hielo de agua como dióxido de carbono congelado) está hundido en la superficie marciana. Sin este contexto, es fácil ver erróneamente el objeto como convexo, elevándose como una espinilla en un planeta rojo.

Un concepto artístico del Mars Reconnaissance Orbiter sobre la superficie marciana. Crédito: NASA

Parte de la razón por la que es tan fácil asociar la imagen con el acné es también su color. Como la mayoría de las fotografías relacionadas con el espacio, es importante profundizar un poco más en la naturaleza del color de esta imagen. HiRISE observa en infrarrojos (IR) y algo de luz visible, pero no ve el color como lo hace su ojo. Producir imágenes donde los colores parecen cercanos a lo que serían para un ser humano requiere procesar, estirar y cambiar varias longitudes de onda. Los detalles se pueden ver en este documento de HiRISE.

Una imagen combinada con datos en blanco y negro junto con IRB (infrarrojos, rojos, azules) del pozo colapsado. Tenga en cuenta la diferencia con la imagen RGB (rojo, verde, azul) en la parte superior de este artículo. Crédito: NASA / JPL / Universidad de Arizona

Volviendo a la imagen de boxes, no podemos evitar hacer preguntas. ¿Qué proceso formó este pozo? ¿Hubo un volumen de hielo subterráneo que se sublimó y dejó un vacío que finalmente se derrumbó? ¿Fue este un proceso gradual o un evento repentino? La verdadera naturaleza de la función sigue siendo un misterio por ahora. Como tantos esfuerzos científicos, estos datos increíbles nos dejan con más preguntas para explorar en el futuro.

HiRISE ha producido innumerables imágenes de alta resolución como esta. ¡Incluso tiene la capacidad de obtener imágenes del Perseverance Rover en la superficie del planeta! Una manera fantástica de pasar horas de su tiempo es explorar la biblioteca casi infinita de imágenes e historias disponibles en el sitio web de HiRISE.

Una imagen HiRISE en color mejorado muestra el Perseverance Rover en la superficie de Marte. Crédito: NASA / JPL / Universidad de Arizona

Nuestra exploración continua de Marte revela un mundo complejo de varios procesos geológicos. Vemos actividad en curso como Marsquakes, tormentas de polvo en todo el planeta e incluso evidencia de lagos subterráneos. También vemos evidencia de un pasado cálido y acuoso.

Gracias a programas como MRO, Perseverance y muchos otros, entendemos nuestro polvoriento mundo vecino rojo mejor que nunca. Ningún otro objeto del sistema solar inspira tanta curiosidad y asombro, y tenemos la suerte de estar presentes durante la edad de oro de la exploración de Marte.

Imagen principal: Una imagen de HiRISE de la región polar sur de Marte muestra un pozo hundido en la superficie estratificada. Crédito: NASA / JPL / Universidad de Arizona


¿Podría existir vida en las profundidades de Marte?

Representación artística de astronautas perforando en busca de agua en Marte durante una futura misión tripulada al planeta rojo. Crédito: Laboratorio de conceptos avanzados Langley de la NASA / Asociados de mecánica analítica

Las misiones científicas y los resultados recientes acercan la búsqueda de la vida a casa, y los científicos del Centro de Astrofísica | Harvard & Smithsonian (CfA) y el Instituto de Tecnología de Florida (FIT) pueden haber descubierto cómo determinar si la vida está, o estaba, acechando en las profundidades de la superficie de Marte, la Luna y otros objetos rocosos del universo.

Si bien la búsqueda de vida generalmente se enfoca en el agua que se encuentra en la superficie y en la atmósfera de los objetos, el Dr. Avi Loeb, Frank B. Baird Jr., profesor de ciencia en Harvard y astrónomo de CfA, y el Dr. Manasvi Lingam, profesor asistente de astrobiología. en FIT y el astrónomo CfA, sugieren que la ausencia de agua superficial no excluye el potencial de vida en otras partes de un objeto rocoso, como en las profundidades de la biosfera subterránea.

"Examinamos si las condiciones propicias para la vida podrían existir en las profundidades de la superficie de objetos rocosos como la Luna o Marte en algún momento de sus historias y cómo los científicos podrían buscar rastros de vida subterránea pasada en estos objetos", dijo Lingam, el autor principal de la investigación. "Sabemos que estas búsquedas serán técnicamente desafiantes, pero no imposibles".

Un desafío para los investigadores fue determinar el potencial de existencia de agua donde parece no haberla. "El agua superficial requiere una atmósfera para mantener una presión finita, sin la cual el agua líquida no puede existir. Sin embargo, cuando uno se mueve a regiones más profundas, las capas superiores ejercen presión y así permiten la existencia de agua líquida en principio", dijo Lingam. "Por ejemplo, Marte actualmente no tiene cuerpos de agua de larga data en su superficie, pero se sabe que tiene lagos subterráneos".

La vista de Marte que se muestra aquí se reunió a partir de imágenes globales diarias del MOC obtenidas el 12 de mayo de 2003. Crédito: NASA / JPL / Malin Space Science Systems

La investigación analiza el "espesor" de la región del subsuelo, donde el agua y la vida podrían existir en principio, de los objetos rocosos cercanos, y si las altas presiones en ellos podrían descartar la vida por completo. Según Loeb, probablemente la respuesta sea no. "Tanto la Luna como Marte carecen de una atmósfera que permita la existencia de agua líquida en sus superficies, pero las regiones más cálidas y presurizadas debajo de la superficie podrían permitir la química de la vida en el agua líquida".

La investigación también llegó al límite de la cantidad de material biológico que podría existir en los ambientes del subsuelo profundo, y la respuesta, aunque pequeña, es sorprendente. "Descubrimos que el límite de material biológico podría ser un pequeño porcentaje del de la biosfera del subsuelo de la Tierra y mil veces más pequeño que la biomasa global de la Tierra", dijo Loeb, y agregó que los criófilos, organismos que prosperan en ambientes extremadamente fríos, no solo podrían sobrevivir potencialmente. , pero también se multiplican, en cuerpos rocosos aparentemente sin vida. "Los organismos extremófilos son capaces de crecer y reproducirse a bajas temperaturas bajo cero. Se encuentran en lugares que son permanentemente fríos en la Tierra, como las regiones polares y el mar profundo, y también pueden existir en la Luna o Marte".

En términos de búsqueda de vida en el subsuelo de la Luna y Marte, los investigadores señalan que no será fácil, ya que requiere criterios de búsqueda y maquinaria que aún no está en uso en ninguno de los cuerpos vecinos. "Hay muchos criterios involucrados en la determinación de las ubicaciones más óptimas para buscar signos de vida", dijo Lingam. "Algunos de los que hemos tenido en cuenta para las búsquedas del subsuelo incluyen la perforación cerca del ecuador, donde la biosfera del subsuelo está situada más cerca de la superficie, y la búsqueda de puntos calientes geológicos con temperaturas más altas". Loeb agregó que en términos de maquinaria, "Necesitamos poder perforar decenas de kilómetros bajo la superficie de Marte, y sin que la actividad geológica exponga estas capas profundas, no podremos explorarlas".

Sin embargo, los desafíos no significan que sea imposible encontrar vida en la biosfera del subsuelo de un cuerpo rocoso, incluso en un futuro cercano. "La perforación podría ser posible en el contexto del programa Artemis para establecer una base sostenible en la Luna para 2024. Uno puede imaginar robots y maquinaria pesada que perforarán profundamente bajo la superficie lunar en busca de vida, tal como lo hacemos nosotros en la búsqueda de petróleo en la Tierra ", dijo Loeb, y agregó que si las futuras misiones a Marte y la Luna desentierran vida subterránea, los mismos principios podrían aplicarse a misiones que se dirijan mucho más lejos. "Nuestro estudio se extiende a todos los objetos que existen y de hecho implica que la zona habitable es mucho más grande de lo que se pensaba tradicionalmente, ya que la ciencia actualmente considera solo la vida en la superficie del objeto".


Distancias astronómicas

La escalera de distancias cósmicas es la sucesión de métodos mediante los cuales los astrónomos determinan las distancias a los objetos celestes. Crédito: SciTech Daily

La escalera de la distancia cósmica

La escalera de distancia cósmica (también conocida como escala de distancia extragaláctica) es la sucesión de métodos mediante los cuales los astrónomos determinan las distancias a los objetos celestes. Una medición de distancia directa real de un objeto astronómico es posible solo para aquellos objetos que están lo suficientemente cerca (dentro de unos mil parsecs) a la tierra. Las técnicas para determinar distancias a objetos más distantes se basan todas en varias correlaciones medidas entre métodos que funcionan a distancias cortas con métodos que funcionan a distancias más grandes. Varios métodos se basan en una vela estándar, que es un objeto astronómico que tiene una luminosidad conocida.

La analogía de la escalera surge porque ninguna técnica puede medir distancias en todos los rangos encontrados en astronomía. En cambio, se puede usar un método para medir distancias cercanas, un segundo se puede usar para medir distancias cercanas a intermedias, y así sucesivamente. Cada peldaño de la escalera proporciona información que se puede utilizar para determinar las distancias en el siguiente peldaño superior.

La Unidad Astronómica (AU)

Una unidad astronómica (abreviada como au) es una unidad de longitud que ahora se define exactamente como 149.597.870.700 m (92.955.807,3 millas), o aproximadamente la distancia promedio Tierra-Sol. Históricamente, las observaciones de los tránsitos de Venus fueron cruciales para determinar la UA en la primera mitad del siglo XX, las observaciones de asteroides también fueron importantes. Actualmente, la UA se determina con alta precisión utilizando mediciones de radar de Venus y otros planetas y asteroides cercanos, y rastreando naves espaciales interplanetarias en sus órbitas alrededor del Sol a través del Sistema Solar. Las leyes de Kepler & # 8217s proporcionan proporciones precisas de los tamaños de las órbitas de los objetos que giran alrededor del Sol, pero no una medida real de las órbitas en sí. El radar proporciona un valor en kilómetros para la diferencia en dos tamaños de órbitas y # 8217, y de eso y la proporción de los dos tamaños de órbita, el tamaño de la órbita de la Tierra y # 8217 viene directamente.

Los tránsitos de Venus a través de la faz del Sol fueron, durante mucho tiempo, el mejor método para medir la unidad astronómica, a pesar de las dificultades y la rareza de las observaciones. Fuente: NASA.

Las mediciones de distancia fundamental más importantes provienen del paralaje trigonométrico. A medida que la Tierra orbita alrededor del Sol, la posición de las estrellas cercanas parecerá cambiar ligeramente contra el fondo más distante. Estos cambios son ángulos en un triángulo rectángulo, con 2 AU formando el lado corto del triángulo y la distancia a la estrella siendo el lado largo. La cantidad de desplazamiento es bastante pequeña, midiendo 1 segundo de arco para un objeto a una distancia de 1 parsec (3,26 años luz), luego disminuyendo en la cantidad angular como el recíproco de la distancia. Los astrónomos suelen expresar las distancias en unidades de pársecs. Los años luz se utilizan en los medios populares, pero casi invariablemente los valores en años luz se han convertido a partir de números tabulados en pársecs en la fuente original.

Debido a que el paralaje se vuelve más pequeño para una mayor distancia estelar, las distancias útiles se pueden medir solo para estrellas cuyo paralaje es mayor que la precisión de la medición. Las mediciones de paralaje suelen tener una precisión medida en milisegundos de arco. En la década de 1990, por ejemplo, la misión Hipparcos obtuvo paralaje de más de cien mil estrellas con una precisión de aproximadamente un milisegundo de arco, lo que proporcionó distancias útiles para estrellas de unos pocos cientos de parsecs.

Usando Parallax para medir una estrella vista desde la Tierra con 6 meses de diferencia. Crédito: Ciencia y tecnología de la ESA:

Vela estándar

Una vela estándar es un objeto astronómico que tiene una magnitud absoluta conocida. Son extremadamente importantes para los astrónomos ya que midiendo la magnitud aparente del objeto podemos determinar su distancia usando la fórmula:

donde m es la magnitud aparente del objeto, M es la magnitud absoluta del objeto y d es la distancia al objeto en parsecs.

Las velas estándar más utilizadas en astronomía son las estrellas Cefeidas Variables y las estrellas RR Lyrae. En ambos casos, la magnitud absoluta de la estrella se puede determinar a partir de su período de variabilidad.

El enfoque de la vela estándar para medir la distancia. Crédito: Univ. de California

Un cuadro completo de objetos de medición en el universo

Un cuadro completo de objetos de medición en el universo. Crédito: Univ. de California


10 características interesantes de la superficie de Marte

Mapa y regiones de Marte por Emily Lakdawalla

Marte ha estado en la conciencia humana desde tiempos prehistóricos, y puede verse fácilmente como notablemente rojo a simple vista como resultado de los óxidos de hierro en su material de superficie. En su aproximación más cercana, Marte está a solo 33,9 millones de millas (54,6 millones de kilómetros) de la Tierra y a 249 millones de millas (401 millones de kilómetros) de distancia en su punto más lejano, pero a pesar de que el & # 8220Red Planet & # 8221 está cubierto de cráteres de impacto, valles, desiertos, casquetes polares, cañones y volcanes, muy pocas de sus características son visibles para los astrónomos aficionados.

A 4-inch telescope using 150 times magnification, for instance, will reveal its colorful orange disk, polar ice caps, and large dark region crater fields, such as Syrtis Major, while a 6 to 8-inch scope will show significantly more surface detail, and possibly some atmospheric clouds, but the planet is notoriously hard to observe, and almost all of what we known about Mars today is due to images taken by, and experiments carried out, almost in-situ by high-tech probes and rovers. As a result, it is only relatively recently that we have come to appreciate the complexity of the processes that have made the planet into what it is today.

Thus, to compile 10 of the most interesting features of this planet is no easy task however, the items presented here represent some of the biggest, tallest, and longest features of their type in the entire solar system, as well as some of the smallest, prettiest, and most unexpected features on this weird and wonderful planet. Our hope is that you enjoy this selection, and that at least some of them will be new to you. The image at the top of the page shows a topographic map of Mars, and will help to locate some of the features mentioned. Its most obvious features include the mostly flat, low-lying northern lowlands and Vastitas Borealis region the elevated Tharsis Rise along with its four prominent volcanoes, including Olympus Mons and the mountainous southern highlands, which is between 1 to 3 km higher than its northern counterpart.

Martian Ice Caps

Image Credit: Getty Images/Stocktrek Images

Object type: Ice Caps
Discoverer: North Cap by Giovanni Domenico Cassini (1666),
South Cap by Christiaan Huygens (1672)

For a relatively dry planet, Mars sports two very impressive polar ice caps, both of which contain huge amounts of primarily water ice. During the northern pole’s winter, it also accumulates a thin layer of frozen carbon dioxide about one metre thick, while at the southern cap it has a permanent dry ice covering around 8 meter thick.

The south polar cap usually spans about 217 miles (350 km) with a total thickness of about 1.8 miles (3 km), and contains about 25%-30% of the planets’ atmosphere in the form of frozen carbon dioxide. Copious amounts of water are then released when it sublimes in the Martian summer, forming vast cirrus clouds in the process.

The north polar ice cap shown in the image, on the other hand, spans about 600 miles (1,000 km), and has an average total thickness of about 1.2 mile (2 km). This translates into a volume of about 1.6 million km3 of ice, in comparison to the volume of ice in the Greenland ice sheet, for instance, which is about 2.85 million km3 of ice.

Vastitas Borealis

Image Credit: NASA

Object type: Lowland Plain
Location: North Pole
Coordinates: 70.5°N | 103°E

Vastitas Borealis (“northern waste”), the largest lowland region on Mars, lies 2.5 to 3.1 miles (4–5kms) below the mean planetary elevation, and surrounds the planet’s north polar region. The image opposite shows an area of the Vastitas Borealis encircling the North Pole (left), with the large crater situated top right being the Korolev Crater, which is 53 miles (85 kms) wide.

According to the Mars ocean hypothesis, it has a 4.1–3.8 billion year old southern shoreline that runs the length of Mars, except through the 4,000 km wide Tharsis volcanic region, and is therefore seen as being a good location to search for water related sedimentary microbial life. Supporting this controversial theory is the northern martian surface being less heavily cratered than in the southern hemisphere, as well as shoreline-like geographic features, and the northern plains being lower than in the southern hemisphere, just like the ocean basins back here on Earth. It has also been speculated that this ancient ocean covered two-thirds of Mars, but would have frozen as the Martian climate cooled, and either retreated beneath the flat northern plain, or perhaps lost to the atmosphere and then space.

Vallis Marineris

Object type: Canyon
Coordinates: 13.9°S | 59.2°W
Length: over 2,500 miles (4,000 km)
Width: 120 miles (200 km)
Depth: 4 miles (7 km)
Discoverer: Mariner 9 (1971)

Named after the Mariner 9 orbiter that discovered it in the early 1970’s, this vast crack in the surface of Mars runs for more than 2,500 miles (4000 km), or nearly 25% of the equatorial circumference of the planet. On average, the chasm is 120 miles (200 km) wide, and up to 23,000 ft (7 km) deep, which makes it the biggest such feature in the solar system, bar some of the rift valleys on Earth.

Starting at the edge of the Tharsis Montes volcanic plateau region to its west, this feature is believed by planetary scientists to have been caused by a thickening of the planet’s crust when a massive plume of lava rose, lifting the entire Tharsis Montes region above the local terrain, hence the region’s alternative name, Tharsis Bulge. Nonetheless, there is some evidence to suggest that the chasm was widened by various forms of erosion subsequent to its formation, and even that the main channel may have been cut by extensive lava flows from Pavonis Mons, another of the huge volcanoes directly to the west of the canyon.

Tharsis Rise

Image credit: ESA

Object type: High Lava Plain
Height: 7 km (excluding volcanoes)
Width: 5,000 km
Area: 10–30 million km2
Discoverer: Mariner 9 (1971)

The Tharsis Rise (Tharsis Bulge) is a vast elevated region of terrain that covers 25% of the planet’s surface area south of the equator on the western side. It is marked by four volcanoes which make up the region (Ascraeus Mons, Pavonis Mons, Arsia Mons, and Olympus Mons), with this image showing the close relationship between the bulk of the Tharsis Montes region and the Vallis Marineris. The three volcanoes to the right of Olympus Mons, spaced around 430 miles (700 km) apart, are located on the crustal bulge’s crest, and are thought by some investigators to have contributed directly to the formation of Vallis Marineris, whose westernmost channels can be seen to terminate (or start) in the lava flows from the volcanoes.

Olympus Mons

Image credit: NASA/Viking 1

Object type: Shield Volcano
Coordinates: 18.65°N | 226.2°E
Age: 100 million years
Height: 16 miles (25 km)
Diameter: 374 miles (624 km)
Discoverer: Mariner 9 (1971)

This image of Mars was taken by the Viking 1 spacecraft in 1987, and it shows a clear view of the volcanic plateau of Tharsis Bulge, also known as Tharsis Montes, which is dominated by the monstrous and aptly named volcanic mountain, Olympus Mons, just above centre. With a peak 16 miles (25km) high, Olympus Mons towers above the tenuous Martian atmosphere, and is the planet’s tallest mountain. Olympus Mons may also be the tallest mountain in the solar system, although figures on its height vary slightly and it may have competition in the form of Rheasilvia Mons, a mountain on the asteroid Vesta.

Viewed in relief, the base of Olympus Mons appears to have been cut out with a cookie-cutter, with edges that rise 6 miles (9.6 km) above the local terrain, a full half-mile higher than the tallest peak on Mt. Everest, which rises only 5.5 miles (8.8 km) above sea level. Despite having been dormant for millions of years, planetary scientists are divided on whether Olympus Mons is still active, although most agree that its last activity took place somewhere between 20 million and 200 million years ago.

Syrtis Major Planum

Image credit: NASA/USGS

Object type: Albedo feature
Coordinates: 8.4°N | 69.5°E
Dimensions: 930 x 620 miles (1,500x 1,000 km)
Peak: 3.7 miles (6 km)
Discoverer: Christiaan Huygens (1659)

Discovered and documented by Christiaan Huygens in 1659, this albedo (“dark spot”) feature was the first surface feature on another planet to be discovered and documented. Spanning an area of 930 miles (1,500 km) from north to south, and 620 miles (1,000 km) from east to west north of the planets’ equator, it was first thought to be a plain, but the feature is in fact a low-relief shield volcano composed of basaltic volcanic rock that rises to an elevation of only 3.7 miles (6 km), which explains the area’s dark coloration and relative lack of red dust. The feature is big enough for Huygens to have used it to estimate the length of the Martian day in the 17th century. While early observers knew the feature by different names at different times, Giovanni Schiaparelli eventually named the area “Syrtis Major” when he drew a map of the planet during its close approach in 1877.

Utopia Planitia Frozen Lake

Image credit: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona

Object Type: Frozen Water Lake
Location: Utopia Planitia region
Discoverer: Mars Reconnaissance Orbiter

Spotted by the ground-penetrating Shallow Radar (SHARAD) instrument aboard NASA’s Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), this vast field of undulating terrain overlies a supply of frozen water that is bigger in extent than the US state of New Mexico, or some European countries. While the vertical relief in this image is greatly exaggerated, it is typical of the type of terrain that overlies large sheets of ice, such as has been found in Canada and elsewhere. In this case, the ice lies at depths of between 3 and 33 ft (1 to 10 m) and extends to depths of between 260 ft and 560 ft (79 m to 170 m) below the surface. Although the ice deposit contains about 15% dirt and rocks, the water content is about equal to that of Lake Superior in the US, which holds around 2,900 m3 (12,090 km3) of water.

Mars currently has an axial tilt of 25 degrees, resulting in large amounts of water ice accumulating at its poles. The vast underground frozen water deposit recently discovered is believed to have formed during a period in the planet’s history when the its axis was more tilted, and snowfall accumulated into an ice sheet in this region now halfway between the equator and the north pole.

Proctor Crater Ripples

Object type: Sand Dunes
Location: Proctor Crater
Coordinates: 48°S | 330.5°W

Image Credit: NASA/JPL/University of Arizona

While the polygonal shapes in this picture might look like a piece of coral in a tidal pool, it is in fact a network of intersecting sand dunes in the bottom of the Proctor Crater, which is 104.5 miles (168.2 km) in diameter. Spotted by the Mars Reconnaissance Orbiter that can resolve objects as small as a meter on the surface, these dunes were snapped from an altitude of 157.8 miles (252.4 km) when the Sun was at an angle of about 53° above the horizon.

In this particular image, the resolution is about 59 inches (152 cm) per pixel, but note that there are no blue or purple sand dunes on Mars. The blue ridges on the dunes are the result of image enhancement processes that allow investigators to differentiate easily between elevations, textures, and angles of illumination in images taken by the HiRISE (High Resolution Imaging Science Experiment) camera on board the orbiter.

Bagnold Dunes

Image Credit: NASA/Curiosity Mars Rover

Object type: Travelling Sand Dune
Location: Gale Crater

While the sand dune in this image appears to be hundreds of feet high, it is in fact only about 13 to 17 ft (4-5m) high, but what it does show is the processes by which dunes in the “Bagnold Dunes” field migrate by as much as 3 ft (1m) per Earth year. These dunes are found climbing up the northwestern flank of Mount Sharp located at the centre of the Gale Crater.

In this composite image taken by the Curiosity rover on its 1,200th Martian day on the planet, sand can be seen pouring down the downwind side of one of the many dunes that comprise the Bagnold field, in this case the “Namib Dune”, which has an angle of between 26 and 28 degrees, a much steeper angle than the opposite face of the dune. In this process, sand is driven up the upwind slope to cascade down the steep, downwind slope, in exactly the same way sand dunes in the Namib Desert in southern Africa cover great distances. In effect, the dunes’ sand is carried over itself, but because Mars’ atmosphere is very much thinner than Earth’s, the winds on Mars are not as powerful, so the process takes longer.

Fresh Impact Craters

Image Credit: NASA

Cratering on Mars happens relatively frequently, and investigations suggest that new craters bigger than about 12.8 ft (3.9 m) are formed at a rate of about 200 or so per year. In 2017, for instance, the Mars Reconnaissance Orbiter using its HiRISE (High Resolution Imaging Science Experiment) camera, discovered a 650 ft (200m) crater with its central impact measuring a few meters across. It is believed to have formed between 2014-2016, making it one of the youngest known craters on the planet

Another impressive and recent 100-ft (30-m) wide crater is shown in the image, and is believed to have been formed sometime between July 2010 and May 2012. The ejecta rays (debris scattered outwards) stretch for about 9.3 miles (15 km), and their arrangement suggests that the impactor had hit the surface at, or close to a 90-degree angle. However, Mars is not really blue below its coat of red dust- the blue in this image is the result of an enhancement process to highlight the ejecta pattern.

Foreign Object on Mars

Image Credit: NASA/JPL-Caltech/MSSS

In 2005, the Opportunity rover discovered the first meteorite on Mars, named “Heat Shield Rock,” while in May 2014, Curiosity rover found the largest Mars meteorite to date called Lebanon, with this iron-rich meteorite measuring around 7 ft (2m), with two smaller companions located nearby.

While the Curiosity rover has since snapped many weird and wonderful objects in its travels across the Martian surface over the years, the golf-ball-sized object shown in the image is of some scientific interest. When the rover spotted it, it zapped it with a powerful laser, and by analyzing the resulting vapor, the instruments on the rover determined that the object is a nickel-iron meteorite that fell out of the Martian sky. Named “Egg Rock”, the object’s exact origin is still unknown, but is likely to have formed the molten core of an asteroid. If nothing else, though, zapping it with its onboard laser proved that the rover’s laser-firing “ChemCam” instrument was working as expected.


How far is Mars from the sun?

Mars has a very eccentric orbit that is, it deviates from a perfect circle more than any other planet's orbit At its farthest distance (aphelion), Mars is 154 million miles (249 million km) from the sun. At its closest (perihelion), Mars is 128 million miles (206 million km) distant. On average, the distance to Mars from the sun is 142 million miles (229 million km), according to NASA. Mars revolves around the sun in 687 Earth days, which represents a Martian year.


Imagen de astronomía del día

¡Descubre el cosmos! Cada día se presenta una imagen o fotografía diferente de nuestro fascinante universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional.

2010 March 17
Phobos from Mars Express
Credit: G. Neukum (FU Berlin) et al., Mars Express, DLR, ESA

Explicación: Why is this small object orbiting Mars? The origin of Phobos, the larger of the two moons orbiting Mars, remains unknown. Phobos and Deimos appear very similar to C-type asteroids, yet gravitationally capturing such asteroids, circularizing their orbits, and dragging them into Mars' equatorial plane seems unlikely. Pictured above is Phobos as it appeared during last week's flyby of ESA's Mars Express, a robotic spacecraft that began orbiting Mars in 2003. Visible in great detail is Phobos' irregular shape, strangely dark terrain, numerous unusual grooves, and a spectacular chain of craters crossing the image center. Phobos spans only about 25 kilometers in length and does not have enough gravity to compress it into a ball. Phobos orbits so close to Mars that sometime in the next 20 million years, tidal deceleration will break up the rubble moon into a ring whose pieces will slowly spiral down and crash onto the red planet. The Russian mission Phobos-Grunt is scheduled to launch and land on Phobos next year.